lunes 06.07.2020

Pablo Arenas, técnico del Ciudad de Lucena: "El camino recorrido es el que hace grandes los éxitos"

 

Su deslumbrante juventud envuelve una seductora sensatez
Pablo Arenas, entrenador del Ciudad de Lucena, a la izquierda de la imagen.
Pablo Arenas, entrenador del Ciudad de Lucena, a la izquierda de la imagen.
Pablo Arenas, técnico del Ciudad de Lucena: "El camino recorrido es el que hace grandes los éxitos"
Su deslumbrante juventud envuelve una seductora sensatez. Pablo Arenas Muñoz (Baena, 1990) es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física del Deporte, cursó un máster de profesorado en Educación Secundaria, en el que se especializó en Educación Física,, y es entrenador nacional de fútbol UEFA PRO. Después de dirigir al Atlético Baenense y al Egabrense, la dirección deportiva del Ciudad de Lucena lo contrató en el último verano para liderar al filial celeste. A sus 24 años, afronta cada jornada con un pensamiento único: afanarse en su cometido y convertir el fútbol en su medio de vida.
 
-¿Qué es lo que más le atrae de la profesión de técnico de fútbol?
Lo que más me atrae de esta profesión es la posibilidad de trabajar sobre algo cada semana (en este caso sobre una plantilla de jugadores todos y cada uno de ellos individuos diferentes), y poder obtener objetivos a corto, medio y largo plazo con las experiencias y vivencias características durante el recorrido.
 
-¿Cuál había sido su trayectoria antes de fichar por el Ciudad de Lucena?
Hace dos años, recién acabados mis estudios universitarios, recibí una llamada del Atlético Baenense ofreciéndome las riendas del equipo sénior, algo que no pude rechazar y decidí volverme a casa para iniciarme en el mundo de los banquillos. La liga regular fue muy bien, quedando campeones a falta de dos jornadas y clasificándonos para el play-off de ascenso, que también se dio bastante bien siendo el primer equipo en conseguir materializar dicho ascenso a Regional Preferente.
Al año siguiente, por diferencias con la directiva, decidí no seguir en el cargo y fue entonces cuando recibí la llamada del CD Egabrense. En este caso también tuve mucha suerte y me sentí bastante afortunado de que un club como este, y con el proyecto que tenían entre manos, contase conmigo para comandarlo. La mayor parte de la temporada fue bastante bien, siendo líderes durante gran parte de esta, pero en el último tramo se nos complicó el objetivo que no era otro que ascender. Al final conseguimos certificar el ascenso a Regional Preferente y sacar al club de una categoría en la que no merecía estar.
Una vez terminada la liga recibí una llamada de Juani, proponiéndome hacerme cargo de Ciudad de Lucena, y, aunque no fue fácil tomar una decisión, me decante por aceptar la propuesta. Ya sabía antes de tomar una decisión que no iba a ser una temporada fácil, pero como todo ser humano, nuestro objetivo es progresar. Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte y creo que con la dinámica de trabajo que traemos, esta temporada va a ser muy gratificante para todos, pero especialmente para mí porque seguramente aprenderé mucho de ella.
 
-¿Con qué propósitos inicia su etapa en el filial del Lucena CF?
En el aspecto deportivo el propósito u objetivo no es otro que conseguir la permanencia. Y creo que con la plantilla que hemos confeccionado, si el trabajo es bueno, no vamos a tener problemas. Luego hay que demostrarlo en el campo claro está.
En el aspecto personal inicio esta, como una etapa más de enseñanza-aprendizaje en mi vida. No debo olvidar que solo llevo dos años y algo dedicándome a esto y todavía son muchas las cosas por aprender. Por supuesto estamos ansiosos de que el trabajo empiece a obtener recompensas y conseguir esa tranquilidad que solo te dan los puntos cada jornada.
 
-¿Cómo se ha diseñado la plantilla para la temporada 2014-2015 y quiénes han intervenido en su confección?
Las personas que han intervenido en la confección de la plantilla hemos sido yo y mi segundo –Miguel Ángel Diéguez Sanda "Gallego"- junto con Juani.
Una vez se cerró mi fichaje por el club empezamos a trabajar en confeccionar la plantilla sin prisa pero sobre todo sin pausa. Con el hándicap de que el 90% de la plantilla debía cumplir la condición de sub-23, nos pusimos a barrer toda la zona de Córdoba y el sur de la campiña para buscar jugadores que cumpliesen los requisitos que buscábamos. Estos unidos a todos aquellos que por su cuenta o mediante sus representantes se pusieron en contacto con el club para que los viésemos, hicieron que el primer día de entrenamiento contásemos con alrededor de 50 jugadores. Han sido muchos los jugadores que hemos visto y creo que nos hemos quedado con los que más se ajustan a lo que buscábamos desde un principio.
 
-¿El grupo de futbolistas del Ciudad de Lucena es más potente que el de la última campaña?
No te puedo responder a la pregunta porque, debido a nuestros partidos, el año pasado fueron muy pocas las veces que pude ver al equipo jugar. Seguramente se ha ido gente que el año pasado era importante para el equipo pero te puedo asegurar que los que han llegado no tienen nada que envidiar a estos últimos.
Como ya te he dicho estoy muy contento con la plantilla que hemos cerrado porque son jugadores que se adaptan al modelo o identidad de juego que pretendemos desarrollar.
 
-¿Qué demarcación piensa que se debe reforzar?
A lo largo de la pretemporada hemos tenido muchas dudas en el tema de la portería. Queríamos firmar veteranía en esa posición y no terminábamos de encontrar a nadie. Por suerte contactamos con Cristian Agredano y, tras esperar hasta última hora para ver si le llegaba algo que mereciese la pena, aceptó nuestra propuesta y con ello se disiparon los miedos.
En el resto de posiciones creo que estamos muy bien cubiertos. Además tenemos la suerte de contar con bastante jugadores que no tienen una demarcación fija y eso nos da mucha variabilidad cada fin de semana.
 
-¿Qué objetivo le ha marcado la dirección deportiva del club?
La dirección deportiva ha sido clara conmigo. Quiere que el equipo se salve de forma más holgada que la pasada temporada para una vez conseguido luchar por otro tipo de objetivos. Por supuesto no es un objetivo fácil, pero si no creyese que está en mis manos conseguirlo no estaría aquí.
 
-¿Cómo ha asimilado el vestuario la primera derrota frente al Atlético Espeleño?
El vestuario está en un momento agridulce. Están contentos por la mejoría que han sufrido desde que empezamos y eso crea ilusión en ellos y en su trabajo. La derrota de este fin de semana les hizo ver dos cosas; que trabajando concentrados y siendo disciplinados en el trabajo somos un equipo difícil de batir, pero que en el momento que una de estas dos no aparecen sufrimos y mucho. Están dolidos por no empezar la liga sumando, pero ansiosos de que llegue la próxima jornada para intentar estrenar el casillero de puntos.
 
"Para mí es fundamental la psicología en cada entrenamiento o partido"
-¿Cuál es el nivel en del grupo II de Primera Andaluza en el presente curso?
El nivel en Andaluza es muy grande, más aún el grupo II por la inclusión de los equipos sevillanos que creo que son los que mejor y más preparados están. Partiendo de ahí y sumando la competitividad que este año mostrarán Espeleño, Villanueva o el recién descendido Pozoblanco amplían la dificultad del mismo.
 
-¿Cómo es su relación con Juan Arsenal, el preparador del primer equipo?
Si te soy sincero es bastante distante. Lógicamente ambos estamos inmersos en el trabajo con nuestros equipos y es muy poco el tiempo del que disponemos. Aún así cada vez que puedo voy a verlos entrenar o jugar, o incluso intento participar en las charlas que está dando a los entrenadores de la cantera. Él tiene una forma de ver el fútbol muy parecida a la mía y todo lo que sea aprender bienvenido sea.
 
-¿Qué estilo de juego pretende implantar en el Ciudad de Lucena? ¿Utiliza el mismo sistema que el Lucena CF?
El estilo de juego te lo marcan los jugadores de los que disponemos. Creo que tenemos equipo para desarrollar un juego que alterne el juego elaborado y las transiciones rápidas, pero no es tan fácil. Como escuché al Arsenal decir un día, "lo difícil en el mundo del fútbol es crear", y es así de claro.
No utilizamos el mismo sistema que el primer equipo pero los conceptos que se manifiestan durante el juego si son muy parecidos. Como ya te he dicho, ambos tenemos una forma muy parecida de ver este mundo.
 
-De las enseñanzas que ha recibido durante su etapa de aprendizaje, ¿cuáles son esenciales en su trabajo diario?
Aparte de las esenciales y primordiales hay una que para mí es fundamental en cada entrenamiento o partido: la psicología.
En nuestro mundo trabajamos con grupos de 20-25 personas, y todas y cada una de ellas diferentes, con personalidades y carácter diferentes, y gestionar eso para que todos vayan en la misma dirección es muy complicado.
Soy un apasionado del "coaching deportivo" porque creo que un futbolista a estos niveles con una mente preparada es mucho más potente.
Leí una vez que el trabajo duro supera al talento siempre que el talento no trabaja duro. Y ese trabajo duro se refiere al aspecto físico, técnico/táctico y psicológico.
 
-¿En Primera Andaluza es posible obtener resultados positivos con un modelo de toque?
Si claro, en cualquier categoría. Pero como te he dicho es muy complicado conseguirlo porque debes disponer de los jugadores idóneos para ello, y una vez los tengas trabajar, trabajar y trabajar para conseguirlo.
 
-¿Cómo estructura cada semana de entrenamientos?
Esta semana hemos empezado a entrenar ya tres días solamente (en pretemporada hemos estado entrenando 4 a la semana) y debemos concentrar todo nuestro trabajo en las 5 horas y media que disponemos semanalmente. Entrenamos martes, jueves y viernes y la estructura de trabajo siempre es la misma. Los martes realizamos trabajo compensatorio o complementario y táctico correctivo. Los jueves realizamos trabajo más intenso y empezamos a preparar el partido del domingo y los viernes realizamos trabajo de velocidad y damos los últimos retoques o premisas para el partido.
 
-¿Qué es lo que más le apasiona del mundo del fútbol?
Como ya te he dicho lo que más me apasiona o me atrae es la posibilidad de trabajar sobre algo cada y poder obtener objetivos a corto, medio y largo plazo con las experiencias y vivencias características durante el recorrido. Eso es lo bonito en este mundo, porque al fin y al cabo los títulos o éxitos obtenidos no los olvidas pero lo que hace grandes esos títulos o éxitos es el camino recorrido para conseguirlos.
 
-¿Cómo se imagina su futuro a medio y largo plazo?
Pues ni lo sé ni me importa. Estoy inmerso en el presente que es el Ciudad de Lucena, teniendo claro que si sigo haciendo las cosas bien seguiré estando a gusto con mi trabajo y podré seguir consiguiendo esa progresión de la que te hablaba. Me levanto todos los días con la idea clara de que en el futuro quiero vivir del mundo del fútbol y solo me queda trabajo, trabajo y trabajo.
MANUEL GONZÁLEZ