martes 29.09.2020

Serafín Gil: "Desde que les dijimos a los directivos que no tenían vergüenza éramos carne de cañón"

 

Una locura continua
Serafín Gil: "Desde que les dijimos a los directivos que no tenían vergüenza éramos carne de cañón"
Una locura continua. Este es el titular que Serafín Gil ha empleado para simplificar su ciclo en el Lucena. El entrenador malagueño, acompañado de sus ayudantes Goyo Fonseca y Manuel Florentino, compareció este martes en el que ha sido su estadio durante los últimos meses tras recoger la carta de despido. Asimismo, sostuvo que Javier Martí Asensio, vicepresidente y director general del club, "una vez más miente", en alusión a los motivos que plasmó en la web oficial en la noche de este lunes para justificar la destitución del cuerpo técnico. "Desde que nos pusimos del lado de los jugadores y le dijimos a los dirigentes que no tenían vergüenza, éramos carne de cañón", afirmó.

Insistiendo en esta cuestión, Gil apuntó que en la decisión que lo aparta del banquillo celeste "no afectan los resultados" ya que, según desveló, Martí quiso prescindir de él tras la derrota en Cartagena "cuando el equipo venía de una racha en la que consiguió 7 puntos de 9". Posteriormente, de acuerdo al relato del adiestrador, también hubo movimientos para resolver su contrato a la conclusión del derbi contra el Córdoba B.

Por otro lado, sentenció que "ni Lucena, ni el club ni la afición merecen a unos dirigentes como los actuales". En la parte más vehemente de su discurso, dijo que se han sentido como "mendigos" porque han sufrido "abandono". "Han sido muchos meses sin cobrar, sin que se nos cuide, e incluso hemos puesto muchísimo dinero porque nos desplazábamos desde Málaga y Ronda y debíamos pagar la gasolina y una noche de hotel cada semana en Lucena, aparte de la comida".

Además de todo lo anterior, señaló que todavía queda pendiente la liquidación y el finiquito. "Ahora tenemos que ir al Colegio de Entrenadores, presentar el documento que se nos ha facilitado y reclamar, no ha habido acuerdo ni muchos menos, ahora empieza el procedimiento para poder percibir el dinero".

Pese a todo ello, el ya exentrenador del Lucena precisa que en ningún caso se arrepiente de la aventura que emprendió el 2 de diciembre del año pasado, cuando reemplazó a Juan Arsenal. "Han sido muchas las dificultades, pero estamos eternamente agradecidos al Lucena". A continuación, añadió que han adquirido "un aprendizaje enorme" y que han desarrollado su cometido "con cariño y corazón". "Estábamos convencidos y lo seguimos estando de que el Lucena va a salvar la categoría, lo harán los chavales porque hay un vestuario enorme".

Tanto Sefi como sus colaboradores se declararon "tres nuevos seguidores del Lucena". Esta misma tarde acudirán al recinto deportivo del Polígono de Los Polvillares para ofrecerle a su sustituto, Falete, "todo el ánimo y la suerte del mundo" y para fundirse en un abrazo con la plantilla.

Como conclusión, comentó que "en los sitios hay que saber entrar y es aún más importante saber salir". Tanto él como sus escuderos se marchan "tranquilos y satisfechos por el trabajo realizado y por los puntos conseguidos -21 en total- en una situación tan compleja". Por lo tanto, consideran que "han dado mucho más de lo que se les podía exigir".

En el capítulo de agradecimientos, citó a los futbolistas; a la afición; al grupo Frente Lucena; a la junta gestora, entre la que destacó a José Ortiz; al Ayuntamiento de Lucena; al alcalde Juan Pérez; al Patronato Deportivo Municipal –técnicos y operarios-; al concejal de Deportes, Agustín Corrales; y a los medios de comunicación. "De Bouzón y Martí no hemos recibido ningún apoyo", finalizó.
MANUEL GONZÁLEZ

 

Comentarios