domingo 27.09.2020

Un borboteo efímero (Lucena 0 Betis B 0)

Foto: Sergio Rodríguez.
Foto: Sergio Rodríguez.
Un borboteo efímero (Lucena 0 Betis B 0)
La lección ya es vieja y se asimila con una anestesia ininteligible. Los estímulos externos pervivieron durante media hora y el Lucena retornó enseguida a su punto de partida. El trío estructurando alrededor de Serafín Gil compuso un esqueleto integrado por 4 laterales en la defensa –la sanción impuesta a Domingo y las lesiones de Santacruz y Rafa Villanueva reprimieron otra opción-, y sendos tercetos en el centro del campo y en la delantera. Pepe Díaz recordó su etapa con Falete y disminuyó su aportación desde los costados de la vanguardia. El cuadro celeste mostró brevemente aquello que pretender ser y a lo que tal vez no puede aspirar. El retraimiento del Betis B completó el panorama adecuado para un empate sin goles.

Con un banquillo en servicios mínimos –solo el delegado acompañó a los suplentes-, el Lucena amedrentó a su rival con vehemencia en su conducta, ligazones radiantes y abastecimiento de balones al área desde, principalmente, el carril derecho. José Manuel, en versión descendente, dribló continuamente a Luis Madrigal en los primeros minutos. Su decaimiento coincidió con la reaparición de los problemas orgánicos del Lucena.

En un plantel sin talento intercambiable, Sarmiento ordenó a sus compañeros y funcionó como entrenador en el césped ubicado en el vértice más retrasado del triángulo medular. Sergio Torres y Poley acabaron el polígono. Los celestes se reconciliaron con el cuero hasta que renacieron los errores imprevistos y la decadencia crónica.

Inicialmente, el Betis B aparecía en tres cuartos de cancha sin manifestar señales previamente. Futbolistas como Ignacio Abeledo, Carlos García y Álvaro González procedían con verticalidad y presteza. Ambos conjuntos apagaban sus luces en el área opuesta.

Capítulo aparece merecen Sergio Albiol y Borja Romero. Los dos laterales reubicados en el eje de la retaguardia apaciguaron al bloque con sobriedad y contundencia en sus lances con los delanteros verdiblancos. El jugador malagueño se alzó como el adalid del Lucena y expuso ciertas virtudes más típicas de épocas pasadas que de la alarmante realidad.

Un chut desde la frontal de Poley, expulsado por dos amarillas en el tiempo añadido del segundo acto, y una imitación de Fabián en las antípodas murieron como los consuelos del Lucena y del Betis B en la primera parte. Javi López y Pedro contestaron con entereza. En los preliminares del asueto, el Betis B se despejó del corsé y la regeneración del Lucena feneció.

Abeledo vociferó las carencias de Jorge Araújo hasta que Pedro Morilla lo sustituyó por Marcos Rosa. La angustia de Serafín Gil, Goyo Fonseca y Manuel Florentino –los tres en la fila del graderío más próxima al banquillo y al terreno de juego- aumentaba a medida que el cronómetro se tragaba los minutos.

Pedro Beda aguantó como referencia en la punta y además transitó por otros metros cuadrados del rectángulo verde. Pepe Díaz y José Manuel alternaron sus demarcaciones y el oriundo de Almodóvar del Río prefirió aproximarse al ariete brasileño antes que zambullirse en la desesperación.

El Betis B soltó sus amarres y enfiló la vía con una meta situada en la portería de Javi López. Un lanzamiento en el área de Ignacio Abeledo, tras una desorientación de Carlos García, y una combinación entre Pepe Díaz y Pedro Beda que obstaculizó en el área Jesús Muñoz equilibraron las manifestaciones en territorios hostiles. Este último cabeceó un saque de esquina a la izquierda de Pablo Varela –el arquero titular hubo de retirarse por un esguince de tobillo- y el balón olfateó el larguero local.

Salvo algunos ramalazos propulsados por el corazón, el Lucena revivió en la segunda parte las confusiones y los fiascos experimentados en compromisos antiguos. La escuadra de Sefi sigue en el vigésimo puesto de la clasificación, con los mismos puntos que el Melilla, y las citas sin vencer ascienden a 9. En esta ocasión, el recibo arbitral tampoco se le abonó al colegiado y Eduardo Bouzón, presidente de la entidad, apareció a diez minutos de la finalización del encuentro.
MANUEL GONZÁLEZ
 
FICHA TÉCNICA:
0.-LUCENA CF: Javi López (Pablo Varela, min.82); Jorge Araújo, Sergio Albiol, Borja Romero, Antonio Vega; Sarmiento, Poley, Sergio Torres (Caballero, min.75); José Manuel (Pato, min.58), Pedro Beda y Pepe Díaz.
0.-REAL BETIS BALOMPIÉ 'B': Pedro; Paco Torres, Pozo, Jesús Muñoz, Luis Madrigal; César, Fabián (Juanma, min.89), Álvaro González (Ismael, min.77), Ignacio Abeledo (Marcos Rosa, min.69); Carlos García y Álex Alegría.
ÁRBITRO: Villena Contreras, del colegio castellano-manchego. Expulsó en el minuto 90 al jugador del Lucena Poley. Además, amonestó al visitante Jesús Muñoz.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimosexta jornada del grupo IV de Segunda División B, disputado en el estadio Ciudad de Lucena en presencia de unos 500 espectadores.