lunes 05.12.2022

Un descenso por impagos del Lucena CF empujaría al Ciudad de Lucena a Segunda Andaluza

 

Un artículo del Reglamento General de la Real Federación Española de Fútbol se ha interpuesto en el prometedor futuro del Ciudad de Lucena
Un  descenso por impagos del Lucena CF empujaría al Ciudad de Lucena a Segunda Andaluza
Un descenso por impagos del Lucena CF empujaría al Ciudad de Lucena a Segunda Andaluza
Un artículo del Reglamento General de la Real Federación Española de Fútbol se ha interpuesto en el prometedor futuro del Ciudad de Lucena. La rescisión de la filialidad que solicitó el club que preside José Guillaume a mediados de junio, respecto de la relación mantenida con el Lucena CF desde el año 2010, no impide cualquier consecuencia derivada del curso 2014-2015. Por lo tanto, un descenso por impagos de la entidad que encabezan Javier Martí Asensio y Eduardo Bouzón conllevaría la caída a Segunda Andaluza del conjunto que logró la salvación en la primera categoría regional al final del último encuentro de la pasada campaña.

De forma literal, el punto 109.4 de la colección de reglas de la RFEF establece que “el vínculo de filialidad no podrá resolverse en el transcurso de la periodo y, al término de la que se produzca tal resolución, ésta no enervará, para la inmediatamente siguiente, las consecuencias competicionales derivadas de la condición de patrocinador y filial en que actuaron los clubes”.

Al interpretar este párrafo se coligue meridianamente que el regreso del Lucena a Tercera División, a causa de unas deudas contraídas en el transcurso de una liga en la que ejercía todavía como equipo matriz del Ciudad de Lucena, afectaría irremediablemente a la escuadra dependiente.

Aparte de esta pauta, una llamada ya había alertado a los responsables del Ciudad de Lucena de una irregularidad relativa a la renovación de la conexión que lo enlazaba en los ciclos recientes con el Lucena CF puesto que habría que haberla ejecutado anualmente. Dicho anomalía, de reclamarla algún adversario en un período determinado, en base a alineaciones indebidas, también causaría el desplome del Ciudad.

Desde el entorno que circunda al Ciudad de Lucena se atribuye la intensificación de esta maniobra a una estratagema alentada por Javier Martí Asensio con el propósito de presionar a los antiguos componentes de la junta gestora –ahora integrados en el cuadro de Primera Andaluza- y a otros agentes de la localidad para que intervengan en la satisfacción de los pagos atrasados con la plantilla del Lucena antes del 30 de junio, fecha límite para eludir las sanciones.

La información, difundida en la noche de este jueves por Minuto90, circulaba por los despachos de la Federación Andaluza de Fútbol desde el inicio de esta semana. Esta alteración de la coyunta compromete, por ejemplo, a Antonio Sarmiento. El excapitán celeste cierra en estos días un acuerdo para entrenar al Ciudad de Lucena y, al mismo tiempo, se ha manifestado como uno los jugadores más reticentes a aceptar los planteamientos de los rectores del Lucena para solventar las nóminas pendientes. Asimismo, según diversas fuentes, habría otros compañeros de vestuario del mediocentro cordobés en el ejercicio pretérito que también estarían valorando incorporarse a su proyecto deportivo. Con todo ello, los próximos días resultarán decisivos en el arreglo de una controversia que amenaza con enemistar a ambas sociedades.
MANUEL GONZÁLEZ

 

Comentarios