domingo 05.12.2021

Una huelga de la RFEF y AFE amenaza la disputa del Lucena-Marbella de la última jornada de 2ªB

 

Una interrupción colectiva, promovida por la Asociación de Futbolistas Españoles y la Real Federación Española de Fútbol, afectaría a la disputa del Lucena-Marbella, último partido de la temporada regular del grupo IV de Segunda División B
Una huelga de la RFEF y AFE amenaza la disputa del Lucena-Marbella de la última jornada de 2ªB
Una huelga de la RFEF y AFE amenaza la disputa del Lucena-Marbella de la última jornada de 2ªB
Una interrupción colectiva, promovida por la Asociación de Futbolistas Españoles y la Real Federación Española de Fútbol, afectaría a la disputa del Lucena-Marbella, último partido de la temporada regular del grupo IV de Segunda División B. Dicho encuentro, decisivo para la continuidad de los celestes en la categoría, está fijado, al igual que el resto de choques, el domingo 17 de mayo, a las 17:00 horas. Sin embargo, la huelga aprobada por ambos organismos comenzaría el sábado 16 e implicaría “la suspensión de todas las competiciones”.

Árbitros, entrenadores y las distintas federaciones territoriales respaldan “un paro indefinido” cuya principal causa es el descontento con el Real Decreto aprobado por el Gobierno el pasado 30 de abril y que regulariza la venta centralizada de los derechos televisivos.

Otros asuntos claves en esta postura de la RFEF y AFE son el pago del 15% a las sociedades de imagen de los jugadores y los pagos entre clubes y agentes. La Agencia Tributaria ha estrechado el control al colectivo de los futbolistas profesionales, que desde 1996 podían percibir 15% de su ficha en concepto de derechos de imagen, lo cual les permitía una reducción de su carga fiscal ya que ese dinero se ingresaba por otras vías y no eran considerados rendimientos del trabajo.

La entidad presidida por Ángel María Villar achaca la determinación a “la actitud irrespetuosa del Gobierno en el contenido del Real Decreto Ley y por la falta de resolución de todas las cuestiones que motivaron en los meses precedentes paros totales de todas las competiciones en diecisiete federaciones territoriales que afectaron a más de 600.000 deportistas, 30.000 partidos y 15.000 entidades de fútbol aficionado, ignoradas en su significación y sentimiento”. El comunicado de la RFEF concluye con un “ofrecimiento al diálogo”. Tal y como informan diversos medios, el Consejo Superior de Deportes, un organismo autónomo, de carácter administrativo, dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, “no tiene ninguna intención de modificar el Decreto”.