miércoles 03.03.2021

Desmantelada en el casco histórico de Córdoba una fiesta ilegal en un piso con una veintena de personas

policia local cordoba
Agentes de la Policía Local de Córdoba. Archivo
Desmantelada en el casco histórico de Córdoba una fiesta ilegal en un piso con una veintena de personas

La Policía Nacional ha desmantelado en Córdoba capital una fiesta ilegal organizada en un piso de la zona del casco histórico a la que asistían una veintena de personas, incumpliendo así las medidas acordadas para hacer frente a la pandemia del coronavirus Covid-19.

Según ha informado el Cuerpo Nacional de Policía en una nota, la intervención tuvo lugar en la tarde del pasado viernes cuando se recibieron varias llamadas a la sala del 091 alertando que se escuchaban ruidos y música en un piso en el centro de la capital, desplazándose al lugar varias patrullas de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana.

Una vez los agentes localizaron el inmueble comprobaron que en el interior se desarrollaba una fiesta de una veintena personas en la que no se respetaban las medidas higiénico-sanitarias establecidas, observando además como varias de estas personas intentaron abandonar el piso al percatarse de la presencia policial.

No obstante, todas las personas presentes han sido sancionadas por incumplimiento de la normativa conforme a lo establecido en Decreto Ley 21/2020 de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, y el artículo 2.2 del Real Decreto 926/2020 de estado de alarma.

Las infracciones a las normas establecidas en dicho Real Decreto pueden ser sancionadas aplicando diferentes preceptos legales. Por un lado, los agentes pueden aplicar el Decreto Ley 21/2020 de la Conserjería de Salud y Familias de la Junta, en el que se establece el régimen sancionador por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención aplicables en Andalucía ante el Covid-19.

La aplicación del régimen sancionador previsto en este decreto-ley no excluye la responsabilidad civil, penal o de otro orden que, en su caso, pudiera exigirse al infractor.

La norma recoge que a las infracciones leves les corresponde una sanción de multa desde cien hasta 3.000 euros. A las infracciones graves les corresponde una sanción de multa desde 3.001 hasta 60.000 euros, mientras que a las infracciones muy graves les corresponde una sanción de multa desde 60.001 hasta 600.000 euros.

Por otro lado, los agentes podrían aplicar la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana. Esta norma contempla que las infracciones muy graves se sancionarán con multa de 30.001 a 600.000 euros; las graves, con multa de 601 a 30.000 euros; y las leves, con multa de cien a 600 euros.

Comentarios