Viernes 28.02.2020
Lucena Hoy

ECONOMÍA

Algunas consideraciones económicas sobre el nuevo gobierno de coalición

Algunas consideraciones económicas sobre el nuevo gobierno de coalición

Empezábamos este 2020 con nuevo gobierno. Pedro Sánchez lograba sacar adelante su investidura tras conseguir el voto favorable de Unidas Podemos y formar así el primer gobierno de coalición desde la Transición. El carácter marcadamente orientado a la izquierda de esta alianza política ha creado cierto nerviosismo entre algunos actores económicos. Por ese motivo y para arrojar algo de luz, hoy vamos a tratar de exponer algunas consideraciones económicas que podrían ir sucediéndose en los próximos meses.

Los bancos, en el punto de mira del nuevo ejecutivo

Uno de los sectores en los que se percibe más nerviosismo tras la llegada de la coalición PSOE-Podemos es el de la gran banca. Y parece que motivos no les faltan: los grandes bancos estarán en punto de mira fiscal del nuevo ejecutivo. A una coyuntura complicada en la eurozona por el brexit y el agotamiento de las políticas monetarias del Banco Central Europeo, se suma ahora la intención del nuevo gobierno de saldar una cuenta pendiente con los grandes bancos desde la recesión. Se pretende recuperar al menos parte del dinero público desembolsado para sostener al sistema bancario durante los peores momentos de la crisis.

bancos

Menos impuestos para las pymes

Otra de las medidas que quiere sacar adelante el nuevo gobierno es reducir los impuestos que gravan la actividad de las pequeñas y medianas empresas, en aras de una política fiscal más horizontal. Y esta medida, junto con la anterior, podría abrir nuevos horizontes para quienes deseen abrir un nuevo negocio. Es predecible esperar una caída de las cotizaciones de los grandes bancos si se aprueba una batería de medidas fiscales que hagan mella en sus resultados financieros. Gracias a que el trading de  CFD permite ir corto, es decir, invertir en movimientos de cotizaciones tanto alcistas como bajistas, se podría ganar dinero de esta manera y con los beneficios obtenidos disponer de más capital para abrir un nuevo negocio, que además gozaría de mejores condiciones fiscales con este gobierno.

El salario mínimo podría seguir creciendo, pero a menor velocidad

Si bien el nuevo gobierno ha demostrado que le gustaría seguir subiendo el salario mínimo, lo cierto es que ha tenido que reducir sus ambiciones porque la coyuntura económica no da más de sí. En los últimos tres años de gobierno socialista, el SMI ha subido un espectacular 45%, algo nunca antes visto en la eurozona. Todavía no llega a los 1.000€ que algunas voces reclamaban, pero cerca se ha quedado con la nueva subida pactada entre patronal y sindicatos (950€).

En resumidas cuentas, el nuevo ejecutivo está deseoso de adoptar muchas medidas económicas. Algunas de ellas, como las que hemos comentado aquí, son de gran calado y muy ambiciosas. Por lo tanto, y a tenor de la fragilidad a nivel de capital político de este gobierno de coalición, la pregunta que cabe plantearse es la siguiente: ¿tendrá margen de maniobra finalmente para sacar estas políticas económicas? Este año nos permitirá ir intuyendo cuánto hay de sueño y cuánto de realidad en los planes del gobierno.