Miércoles 20.03.2019
Lucena Hoy

DEMOGRAFÍA

La población de Lucena vuelve a crecer tras cuatro años consecutivos de descenso motivado por la crisis económica

Según la revisión anual del padrón de habitantes publicada hoy por el INE Lucena tenía a 1 de enero de 2018 42.530 habitantes, 29 más que un año antes.

Vista aérea de Lucena
Vista aérea de Lucena
La población de Lucena vuelve a crecer tras cuatro años consecutivos de descenso motivado por la crisis económica

La población de Lucena vuelve a crecer tras cuatro años consecutivos de descenso. La revisión de padrón de habitantes publicada hoy por el INE, señala que a 1 de enero de 2018, última referencia contabilizada, la ciudad contaba con 42.530 habitantes, de los que 21.212 eran hombres y 21.318 mujeres. El incremento es mínimo, 29 habitantes, pero rompe la tendencia del último lustro, en el que la ciudad encadenó un retroceso de su población cifrado en casi 200 personas, tras una larguísima secuencia de años que llevó a la ciudad a una cifra récord de población de 42.754 habitantes a 1 de enero de 2014.

El boom industrial convirtió a Lucena en una de las ciudades con mayor crecimiento demográfico de Andalucía, con una media de casi 600 nuevos habitantes anuales durante los diez primeros años del presente siglo, gracias, en gran medida, a la atracción de la ciudad como foco de empleo. La importante llegada de población emigrante hasta Lucena –primero procedente del norte de África, después Hispanoamericana y por último de los países del este de Europa– fue entonces la principal causa del incremento de población.

Sin embargo, la posterior recesión económica se cebó especialmente con la ciudad. Con el cierre de empresas y el incremento del paro algunos optaron por marcharse. Fue a partir de 2009, con el acentúamiento de la crisis, recien superado el listón de los 42.000 habituantes, cuando el ritmo de aumento de la población local se ralentizó, hasta llegar a decrecer en estos últimos años.

La década entre 1998 y 2008 supuso el mayor crecimiento de la población local, pasando de 35.564 a 40.746 personas, una media de más de 500 habitantes adicionales por año y subidas anuales de casi un millar de residentes en el año 2008. Por contra entre 2009 y 2018 ese aumento se estancó, limitándose a apenas 832 personas.

OTROS MUNICIPIOS

En la provincia también crecen Puente Genil, de 30.173 a 30.241, y La Carlota, de 14.010 a 14.067. Por contra, Montilla pierde unos 200 habitantes, de 23.209 a 23.031; Cabra pierde más de cien habitantes, de 20.557 a 20.417, igual que Priego de Córdoba, de 22.697 a 22.585. Y en Palma del Río la población se mantiene en 21.159 habitantes, tres menos que en enero de 2017.

En el norte de la provincia se nota el descenso de población en Peñarroya-Pueblonuevo, de 11.031 a 10.870; Fuente Obejuna, de 4.734 a 4.651; Belalcázar, de 3.336 a 3.273 habitantes; Alcaracejos pasa de 1.496 a 1.473 habitantes; Hinojosa del Duque, de 6.922 a 6.868; Pozoblanco, de 17.285 a 17.222, y Villanueva de Córdoba, de 8.886 a 8.774. Si bien, Belmez experimenta una subida de 2.913 a 2.964 habitantes.

La capital cordobesa modera la línea de descenso de su población con un total de 208 habitantes menos, al pasar de 325.916 a 325.708 personas, mientras que la provincia pierde unos 3.000 habitantes, pasando de 788.219 personas en enero de 2017 a 785.240 a 1 de enero del siguiente año.

En concreto, la capital ha perdido casi 3.000 habitantes en los últimos cinco años, pasando de 328.041 de 2014 a los 325.708 de 2018. No obstante, 2018 ha sido el que ha experimentado la menor bajada de personas censadas en comparación con los anteriores, puesto que han sido 208 personas menos, mientras que en 2017 fueron 693; en 2016, 753; en 2015, 679, y en 2014, 663 personas menos registradas en el padrón, todo ello a comienzos de año.

Comentarios