Lunes 19.08.2019

AYUNTAMIENTO DE LUCENA

Un juzgado condena al ayuntamiento a satisfacer 20.700 € a un empleado jubilado el pasado año por la realización de 700 horas extras

Los populares han vuelto a poner este caso como ejemplo de la falta de diligencia con la que se actúa desde el área de Personal del Ayuntamiento de Lucena

Un juzgado condena al ayuntamiento a satisfacer 20.700 € a un empleado jubilado el pasado año por la realización de 700 horas extras

El ayuntamiento de Lucena tendrá que satisfacer 20.700 euros a un extrabajador municipal que alcanzó la jubilación el pasado año sin mostrarse conforme con su liquidación.

Según ha explicado hoy el concejal del PP, Francis Aguilar, este trabajador, que durante los últimos años desempeñó su labor como personal de confianza del alcalde, adscrito al servicio de Protocolo, entendía que se le adeudaban más de 700 horas extras, por lo que al no ser atendida su reclamación puso estos hechos en conocimiento del Juzgado de lo Social, que ahora ha fallado a su favor, cuantificando en más de 20.000 euros la cantidad que deberá ingresarle el consistorio lucentino por este concepto, y ello a pesar de que no ha incluido la totalidad de las horas que reclamaba, al considerar prescrita la obligación de pago sobre una parte de la mismas.

Los populares han vuelto a poner este caso como ejemplo de la falta de diligencia con la que a su juicio se actúa desde el área de Personal del Ayuntamiento de Lucena y consideraron inapropiado que "el propio alcalde, para quien trabajaba este empleado, negase la realización de las horas extras reclamadas".

Preguntado por este tema el regidor lucentino señaló esta mañana que "cualquier trabajador está en su derecho de reclamar lo que considere que le corresponde" en la instancia que entienda más adecuada. Pérez no quiso entrar a valorar la sentencia judicial, contra la que solo cabe recurso de casación, por lo que el propio regidor indicó que "es prácticamente una sentencia firme".

Fuentes municipales han indicado que desde los servicios jurídicos se defendía que la realización de estas horas extras estaba incluida en un complemento específico del que disfrutaba el citado empleado.