sábado 31.10.2020

Ayuntamiento y EOI destinarán un millón de euros a impulsar la innovación de las pymes lucentinas

Ayuntamiento y EOI destinarán un millón de euros a impulsar la innovación de las pymes lucentinas
.
El Pleno Municipal ratificó ayer la firma de un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Lucena y la Fundación Escuela de Organización Industrial (EOI), dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del que se destinará un millón de euros para el desarrollo conjunto de un proyecto de excelencia en gestión de la innovación en las pymes del municipio, del que el Ayuntamiento de Lucena aportará 50.000 euros y la EOI los 950.000 euros restantes.
 
El proyecto contempla el desarrollo de distintas medidas de apoyo e impulso a la I + D + I y la internacionalización con el fin de mejorar la competitividad de las pymes locales. La iniciativa prevé beneficiar a entre 60 y 100 pymes lucentinas, con especial incidencia en los sectores de la madera y el mueble, el frío industrial, agroalimentario y turístico y de ocio, considerados los sectores estratégicos en la ciudad.
 
Para ello se llevará a cabo un diagnóstico, una fase de sensibilización y captación de empresas, una selección de las pymes beneficiarias y, posteriormente, un análisis individualizado de cada una de estas empresas, a través de acciones de consultoría de forma que estas pymes incrementen su competitividad utilizando las TICs como medio de impulso de la innovación en sus negocios, ventas a través de internet, accesos web y actuaciones encaminadas a favorecer la internacionalización de estas firmas.
 
Ambas entidades firmaron asimismo un convenio de colaboración para la realización conjunta de una convocatoria de becas para cursar programas formativos de la EOI durante el año lectivo 2013-2014 y al que podrán acogerse titulados universitarios nacidos o residentes en Lucena que hayan culminado sus estudios en los últimos cinco años. Los alumnos únicamente deberán abonar el 15% del precio total de la matrícula, financiando un 30% la propia EOI y el 55% restante el Ayuntamiento de Lucena, que destinará una partida de 60.000 euros a este fin.
 
El alcalde de Lucena, Juan Pérez, y el Director General de la Fundación EOI, Fernando Bayón, formalizaron en la tarde de ayer ambos acuerdos. Bayón destacó tanto el volumen del convenio, por la importante asignación presupuestaria que conlleva, como sus destinatarios. “El 98% del tejido empresarial español lo constituyen las pymes, que son las verdaderas creadoras de riqueza y motores del empleo”, declaró el Director General de la EOI, para quien “también hay que tener en cuenta a los emprendedores que, cuando lleven a cabo sus proyectos, se convertirán en nuevas pymes”. En ese sentido también subrayó la importancia del programa de becas, destinado, dijo a “mejorar la empleabilidad de los jóvenes, de forma que puedan encontrar un trabajo cualificado y también a potenciar el talento, algo esencial y que luego tendremos que retener aquí porque el futuro está marcado por el conocimiento de las personas”.
 
“Un revulsivo para el desarrollo local”
El alcalde de Lucena, Juan Pérez, aseguró por su parte que el proyecto supondrá “un revulsivo y un aliciente al desarrollo local”, fruto remarcó de “la apuesta que desde el Ayuntamiento hacemos por nuestras empresas”. “Permitirá una mejora del posicionamiento de las pymes lucentinas dentro del tejido productivo nacional y favorecerá la internacionalización, un elemento que tenemos que seguir difundiendo y potenciando, entendida como una excelente forma de favorecer el desarrollo empresarial”, añadió el primer edil.
 
Ambas iniciativas se enmarcan en el Plan Integral de Empleo de Lucena, dentro de las líneas estratégicas de búsqueda de la innovación en el sistema productivo local y de mejora de la empleabilidad.
La EOI es una fundación del sector público estatal dedicada a formar profesionales, producir y difundir conocimiento y ofrecer servicios de valor a empresas, emprendedores y administraciones, en los valores de la economía abierta, social, verde y digital.
.

.

.