jueves 09.07.2020

LAS SOLICITUDES SE TRAMITARÁN POR LA DIPUTACIÓN

La Diputación y CajaSur firman un convenio para fomentar el alquiler social en los pueblos de la provincia

La entidad financiera pone a disposición de la Diputación provincial viviendas en pueblos de la provincia para familias en riesgo de exclusión social 

 

CONVENIO DIPUTACIÓN Y CAJASUR
CONVENIO DIPUTACIÓN Y CAJASUR
La Diputación y CajaSur firman un convenio para fomentar el alquiler social en los pueblos de la provincia

El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, y el director general de CajaSur, Francisco Rapún, han firmado este lunes un acuerdo a través del cual la entidad financiera pone a disposición de la institución provincial una relación de viviendas ubicadas en la provincia para ofrecer alquiler a familias en riesgo de exclusión social.

El acuerdo establece un marco de colaboración entre ambas instituciones para fomentar el alquiler social de viviendas titularidad de CajaSur en la provincia, en beneficio de personas desfavorecidas por la crisis que se ven imposibilitadas para hacer frente a las mensualidades de alquiler o hipoteca.

El presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, ha destacado que "debemos abordar de forma integral este problema tan acusado en nuestra sociedad ofreciendo soluciones y alternativas a aquellas familias que, ante situaciones inesperadas, no pueden hacer frente a sus pagos".

Ruiz ha resaltado que "este convenio vislumbra, además de la colaboración entre administraciones, la importancia de facilitar el acceso a la vivienda a todas estas familias que no pueden hacer frente a sus pagos o que cuentan con menos recursos, por lo que consideramos que el alquiler social es una vía idónea para que todos accedan a un derecho básico como es la vivienda".

Por su parte, el director general de CajaSur, Francisco Rapún, ha manifestado que este acuerdo en materia de vivienda social "viene a reforzar el compromiso social que CajaSur mantiene como una de sus principales señas de identidad, colaborando con instituciones y organizaciones para buscar soluciones a personas en situación de vulnerabilidad y colectivos más desfavorecidos".

Solicitudes 

Las solicitudes se canalizarán a través de la Oficina Provincial de Intermediación Hipotecaria (OPIH), organismo dependiente de la Diputación, que, tras un estudio de la situación económica del posible beneficiario, comunicará a CajaSur las solicitudes propuestas en función de las viviendas disponibles, a efectos de formalizar un contrato de arrendamiento.

Entre los requisitos para acceder al alquiler social están los ingresos económicos por unidad familiar –que deben ser iguales o inferiores a 426 euros mensuales, o hasta 1.597 euros (tres veces el Iprem) tener hijos menores de 18 años personas mayores de 60, o algún miembro víctima de violencia de género o dependiente. Asimismo, ningún miembro de la familia solicitante puede tener una vivienda en propiedad o por cualquier otro título.

Se crea también una comisión de seguimiento entre ambas instituciones encargada de revisar y evaluar las circunstancias de cada una de las familias beneficiarias, con el fin de prorrogar el contrato de arrendamiento, o por el contrario, si las condiciones socioeconómicas y habitacionales permiten la disponibilidad de esa vivienda para otras solicitudes.

Este convenio se suma al rubricado el pasado febrero con el Ayuntamiento de Córdoba, a través del cual CajaSur ha puesto a disposición del consistorio cincuenta viviendas de su propiedad en la capital, para estos mismos fines sociales.