Lunes 16.12.2019

El comercio local muestra un moderado optimismo ante la campaña navideña

El comercio local muestra un moderado optimismo ante la campaña navideña
.
Tras el arranque fulgurante de la campaña de Navidad en Lucena, coincidiendo este año con la puesta en marcha del proyecto del Centro Comercial Abierto (CCA), en el que ya están participando activamente más de doscientos comercios de la zona centro de la ciudad, los ánimos parecen más sosegados ahora.
 
La inauguración del nuevo portal de Belén, marcaba la pasada semana el inicio de una campaña en la que tanto el ayuntamiento como las asociaciones de empresarios han puesto muchas esperanzas de que pueda suponer el despegue definitivo para salir de la crisis. Durante el pasado puente la presencia de público en el centro urbano ha sido importante, aunque está por ver si ello se traduce en ventas.
 
El ayuntamiento ha apostado por una campaña navideña ambiciosa que engloba un amplio despliegue publicitario que incluirá también el periodo de rebajas y que marca como producto estrella la gratuidad del estacionamiento en el céntrico aparcamiento de la Plaza Nueva para quienes realicen compras en cualquier comercio o establecimiento de hostelería acumulando un gasto mínimo de 20 euros.
 
La idea ha tenido una gran acogida. El presidente del Centro Comercial Abierto, Antonio Toro, confirmaba ayer que en los cuatro primeros días se han distribuido más de 800 tickets de tres horas de parking, lo que suma más de 2.400 horas de aparcamiento gratis. La mayor parte de esos tickets proceden de comercios del centro de la ciudad y, en menor medida, de restaurantes. Los días con mayor demanda fueron el jueves, día 5 y el pasado sábado. A ello se suma la instalación en la Plaza Nueva del colosal portal de Belén, que en los primeros días ha sido un hervidero de público, no solo de Lucena sino también de distintos puntos de la comarca. El ayuntamiento espera convertir ese evento con el paso de los años en un auténtico reclamo turístico navideño, al estilo del Belén de Chocolate de Rute.
 
Sin embargo, una cosa es el público y otra muy distinta las ventas. Así, varios comerciantes consultados por este periódico coincidían ayer en indicar que “el consumo está muy parado" y qie "vaa ser muy difícil recuperar la alegría en el gasto”, y temen que las iniciativas público-privadas puestas en marcha no se traduzcan en incremento de la actividad comercial. El presidente del CCA, Antonio Toro, cree que “aún es muy pronto para poder hacer una valoración objetiva del resultado que pueda tener la campaña” y argumenta que “la mayor parte de los días iniciales han sido efectivos y el comercio ha permanecido cerrado, por lo que sacar conclusiones sería precipitado aún”.
 
No obstante, Toro indica que “el grueso de la campaña está por desarrollar y las múltiples actividades planificadas entre el comercio y la administración local deben contribuir, primero a que la gente salga a la calle, y después a que compre en su comercio más cercano”. En general, los comerciantes consultados mantienen un “optimismo moderado” de cara a los próximos días de ventas, aunque consideran que se estan dando “pasos positivos” de cara al futuro y que la colaboración público-privada es el camino.

.

 

 

.
.