lunes 29.11.2021

Informe: 6.794 demandantes de empleo: una radiografía del paro en Lucena

Informe: 6.794 demandantes de empleo: una radiografía del paro en Lucena
Informe: 6.794 demandantes de empleo: una radiografía del paro en Lucena
.
Hablar de cifra record para referirse al dato mensual del desempleo en Lucena se ha convertido ya en un algo habitual. Julio no ha sido una excepción y también se despide con un triste máximo en cuanto al número de personas desempleadas en nuestra ciudad. Durante el mes pasado la cifra de parados volvió a incrementarse, esta vez en 32 personas, para quedar en 5.758 desempleados, de los que 2.901 son mujeres y el resto hombres.
 
La cifra nos deja a las puertas de la barrera de los 6.000 desempleados, máxime si tenemos en cuenta que agosto y septiembre son tradicionalmente meses de fuerte destrucción de empleo en nuestra ciudad, al coincidir el cierre vacacional de muchas empresas con la finalización de muchos contratos temporales. El año pasado más de 300 personas perdieron su empleo en Lucena durante estos dos meses. En los últimos doce meses, 618 personas perdieron su trabajo, un 12,02% del total de personas empleadas hace un año.
 
PARADOS, DEMANDANTES DE EMPLEO y DENOS
El dato es aún más escalofriante si nos referimos al número de personas que figuran en las oficinas del SAE de Lucena como "demandantes de empleo no ocupados" (DENOs), término que junto a las ya mencionadas 5.658 "personas paradas", suma a los 887 "trabajadores eventuales agrarios subsidiados" que perciben la exigua renta del antiguo PER y las 149 personas que figuran como "otros demandantes no ocupados", que participan en programas de formación ocupacional. La suma total de DENOs asciende en este caso a 6.794 personas. Finalmente la estadística oficial del SAE recoge otros demandantes de empleo –ocupados– que elevan el número de inscritps en nuestra ciudad hasta las 8.930 personas, a finales de julio.
 
2.330 PARADOS DE LARGA DURACIÓN
Centrémonos ahora de nuevo en las "personas paradas". El primer dato que llama la atención es el elevado número de parados de larga duración que acumula ya nuestra ciudad, y que se traducen en un creciente número de desempleados que no reciben prestaciones o solo tienen acceso a prestaciones mínimas. De los 5.758 parados "oficiales" que reconoce el SAE, un 40,47% –2.330 personas– llevan más de un año en situación de desempleo, 1.086 –un 19%– entre seis y doce meses; 921 –el 16%– entre tres y seis meses y 1.421, el 24,68% menos de tres meses.
 
Hace cinco años el número de parados de larga duración era de apenas 500 personas, que suponían un 22% del total. Ahora, cinco años después, la crisis ha multiplicado por cinco el número de personas con más de un año en el paro y ha duplicado el porcentaje de entonces, datos que evidencian la incapacidad del sistema productivo local para generar empleo.
 
En cuanto a sus edades destacamos un dato: 1.851 parados tienen más de 45 años de edad, un dato preocupante si tenemos en cuenta las especiales dificultades de este colectivo de mayor edad para volver al mercado laboral. También figuran en la estadística 897 jóvenes de menos de 25 años y el resto –3.010 personas– ocupan el espacio intermedio, de 26 a 44 años.
 
SERVICIOS E INDUTRIA LIDERAN EL RANKING DEL PARO
El estudio sobre los sectores de actividad económica en los que han trabajado con anterioridad los parados lucentinos nos permite conocer cuales son las parcelas del tejido productivo local que más han sufrido la crisis. A la cabeza se coloca el sector de servicios, que aporta a este lista 2.242 parados, casi el 40% del total; seguido de cerca por el sector industrial, con  1.671 desempleados, un 30%. Un total de 666 personas proceden del sector agrario, 450 de la construcción y 729 –cifra que casi coincide con la del número de parados más jóvenes– nunca han tenido un puesto de trabajo.
 
PARADOS PERO PREPARADOS
Finalmente nos ocupamos de nivel de estudios de los parados lucentinos, donde llama la atención poderosamente que casi un 80% de los 5.758 desempleados con los que se cerró e mes de julio cuentan con estudios secundarios –3.957 personas– o universitarios –587 personas–, lo que deja claro que la crisis no entiende de formación académica.

 

 
 
.