lunes 06.12.2021

El paro suma y sigue y alcanza un nuevo record: 5.516 personas

El paro suma y sigue y alcanza un nuevo record: 5.516 personas
El paro suma y sigue y alcanza un nuevo record: 5.516 personas
.
Las cifras del paro en Lucena superan ya la barrera de las 5.500 personas. A finales de octubre, el Servicio Andaluz de Empleo tenía registradas como desempleadas a un total de 5.516 personas, 59 más que un mes antes, lo que constituye un nuevo record histórico de parados en nuestra ciudad.

Ni siquiera el comienzo de las obras Profea y del Plan de empleo de la Diputación o el inicio de la campaña olivarera, han sido un acicate para favorecer la contratación y hacer bajar el paro en octubre, un mes que en los últimos años se había saldado siempre con descensos del número de desempleados cercanos, e incluso superiores, al centenar de personas. La tardía maduración de la aceituna como consecuencia de la adversa meteorología y la escasa cosecha que se espera para esta campaña parece que este año no conseguirán mejorar ostensiblemente la dramática cifra de parados de nuestra ciudad, que no ha hecho sino crecer en el último año.

De los doce últimos meses, el paro subio en ocho y se redujo en cuatro, pese a que una parte de la población inmigrante ha comenzado a dejar la ciudad. Desde octubre de 2011 el paro se ha incrementado en Lucena en 790 personas, lo que supone casi un diecisiete por ciento más. Peor aún es el dato si utilizamos como fecha de referencia el inicio del año. En los diez primeros meses de 2012 han engrosado las cifras del paro 1.001 personas, lo que indica un incremento del veintidós por ciento en el número de parados, una cifra alarmante que habla a las claras de la profunda depresión que atraviesa el tejido productivo local, incapaz de generar empleo.

Otro dato significativo que nos dejan los datos de empleo de octubre se refiere al número de hombres y mujeres en paro. Y es que en octubre, bajó el número de hombres sin trabajo en 19 personas, mientras que subió en el caso de las mujeres, en concreto en 78 personas. Esto hace que se inviertan los términos y que vuelva a haber más mujeres sin un puesto de trabajo –2.774– que hombres –2.742–.
.

.
.