Jueves 21.11.2019
Lucena Hoy

EMPLEO

La empresa Efficold colabora con Cruz Roja en un programa de inserción laboral de mujeres en sectores tradicionamente masculinizados

Hace apenas dos meses, Cruz Roja ponía en marcha una experiencia similar, con un curso de conductoras de autobús que acabó con la contratación de varias de las participantes por la empresa donde hicieron las prácticas.
La empresa Efficold colabora con Cruz Roja en un programa de inserción laboral de mujeres en sectores tradicionamente masculinizados
Un grupo formado por once jóvenes cordobesas busca romper barreras de género a través de un nuevo curso de inserción laboral organizado por el Plan de Empleo de Cruz Roja. En colaboración con la empresa Efficold y con Adecco, la institución humanitaria ha organizado un curso de plegadoras, una actividad relativa al sector de la climatización industrial tradicionalmente masculinizada.

Así, desde el pasado 7 de octubre hasta finales de mes las once participantes están simultaneando clases teóricas y prácticas, estas últimas realizadas en las instalaciones de Efficold en Lucena.

El curso, que se enmarca dentro del proyecto “Segundas oportunidades para la formación y el aprendizaje” –financiado por el Fondo Social Europeo, el Ministerio de Trabajo y la Diputación de Córdoba- persigue conseguir la inserción laboral de estas jóvenes y “romper barreras de género en el mercado laboral”, según Juan Manuel Delgado, técnico del Plan de Empleo de Cruz Roja.

Una filosofía muy similar a la que tenía el curso para conductoras de autobús impulsado hace apenas un par de meses por la entidad, y que acabó con la contratación de varias de las participantes a través de la empresa Socibus, firma donde hicieron las prácticas. 

En esta línea, conviene también recordar que la institución humanitaria tiene en marcha la campaña ‘Contrata Sin’, con la que trata de erradicar prejuicios en el mercado de trabajo y eliminar así las barreras para la contratación con las que se encuentran grupos de población como las personas mayores de 45 años y jóvenes, mujeres e inmigrantes.

Con esta idea la entidad persigue acercarse más al sector privado como paso fundamental para ayudar a las personas atendidas desde su Plan de Empleo a dejar de engrosar las listas del paro.