jueves 29.10.2020

NUEVA INFRAESTRUCTURA DE APOYO AL SECTOR EMPRESARIAL

La empresa de Puente Genil, M2JC Infraestructuras, gana el concurso para ejecutar las obras de adaptación del antiguo edificio de la UPA como vivero de empresas

La firma adjudicataria dispondrá ahora de un plazo de tres meses desde la firma del acta de replanteo para la ejecución material de las obras. Otros dos empresas que presentaron ofertas más reducidas, en baja temeraria, han sido desestimadas.

Edificio en el que implantará el vivero de empresas
Edificio en el que implantará el vivero de empresas
La empresa de Puente Genil, M2JC Infraestructuras, gana el concurso para ejecutar las obras de adaptación del antiguo edificio de la UPA como vivero de empresas

La empresa de Puente Genil, M2JC Infraestructuras, S.L. ha sido finalmente la adjudicataria de las obras de adaptación para su uso como vivero de empresas del edificio municipal cedido en su día a la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), junto a la discoteca Palko, en el polígono industrial de La Viñuela.

La firma pontanesa era la tercera clasificada en el concurso público, con una oferta de 112.348,57 euros, muy por debajo de los 152.855,19 euros marcados en el pliego como precio de licitación. Las dos constructoras clasificadas en primer y segundo lugar, Zolaga S.L. y Lirola Ingeniería y Obras S.L., habían incurrido en baja temeraria y no han podido demostrar la viabilidad técnica o económica de sus ofertas, procedimiento que ha retrasado la conclusión del expediente.

A este concurso se habían presentado un total de veinte empresas, algunas de ellas locales. La firma adjudicataria dispondrá ahora de un plazo de tres meses desde la firma del acta de replanteo para la ejecución material de las obras.

El edificio sede del vivero de empresas fue cedido hace seis años a la UPA, que hizo un uso muy limitado del inmueble como sede administrativa y lonja de productos agrarios y estaba cerrado desde hace más de un año.

La ubicación de este vivero de empresas en este edificio municipal se decidió tras la imposibilidad de iniciar las obras en el emplazamiento original de estea infraestructura, proyectada en una parcela anexa al Centro de Energías Renovables del Parque empresarial 'Príncipe Felipe', debido a la negativa a realizar las obras por parte de la empesa adjudicataria, Mena Escabias S.L., que alegó fallos en el proyecto, pese a haber firmado el acta de replanteo, tras la adjudicación de los trabajos el 11 de junio de 2015, lo que supuso la pérdida de la financiación conseguida para el mismo –480.000 euros– a través del convenio firmado en su día con la Fundación Instituto Cameral para la Creación y Desarrollo de la Empresa (Fundación INCYDE). 

La delegación municipal de Innovación y Desarrollo Local ha venido señalando este proyecto como fundamental en su estrategia para favorecer la creación de nuevas empresas en la ciudad, en la que también se enmarcan iniciativas como el proyecto de coworking puesto en marcha a través del convenio con la EOI o la reciente convocatoria de un programa de ayudas a emprendedores.