domingo 09.08.2020

AGRICULTURA

VÍDEO: El ayuntamiento intentará que la Fundacion Patrimonio Comunal Olivarero mantenga abiertas sus instalaciones de Lucena

Estos almacenes de regulación sirven para ayudar al sector productor a guardar el aceite en épocas de grandes cosechas, lo que exige de un gran esfuerzo para mantenerlos aquellos años en los que están menos ocupados. En Córdoba se prevé que sigan abiertos los de Puente Genil y Montoro

IMG_7999
IMG_7999
VÍDEO: El ayuntamiento intentará que la Fundacion Patrimonio Comunal Olivarero mantenga abiertas sus instalaciones de Lucena

La decisión de la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero (FPCO) de cerrar el centro con el que cuenta en Lucena en el marco de la reestructuración de su red de almacenes, para ganar en eficiencia, no ha sido bien acogida desde el ayuntamiento, que en los próximos días pretende poner en marcha distintas iniciativas para intentar que el mismo permanezca integrado entre los cinco que FPCO pretende mantener abiertos y reforzar.

El alcalde de Lucena, Juan Pérez, indicó en el último pleno que el ayuntamiento se ha visto sorprendido por esta decisión, de la que no disponía de ningún tipo de información previa a su anuncio por parte de la fundación. Pérez indicó que en los próximos días mantendrá una entrevista con el director gerente de la Fundación, para trasladarle el interés del consistorio lucentino en que las instalaciones, ubicadas en la carretera de la Estación, puedan permanecer abiertas y por encontrar soluciones para algunos problemas urbanísticos que habrían impedido la posibilidad de ampliar la zona de almacenaje hasta el momento.

El regidor lucentino indicó que la permanencia de los almacenes de regulación de la FPCO en la ciudad es muy importante para una comarca eminentemente olivarera como la de Lucena, en la que conviven hasta tres denominaciones de origen de aceite de oliva, dado que su cierre obligaría a los productores a desplazar su aceite en caso de ser necesario su almacenamiento hasta Puente Genil, cuyas instalaciones está previsto que sigan abiertas.

Estos almacenes de regulación sirven para ayudar al sector productor a guardar el aceite en épocas de grandes cosechas, lo que exige de un gran esfuerzo para mantenerlos aquellos años en los que están menos ocupados, como viene ocurriendo en los últimos años al venderse la mayor parte de la producción a buenos precios.

La FPCO ha anunciado que el proyecto de remodelación de la red -que llega a ocho provincias, entre las que está Córdoba, en cuatro comunidades autónomas: Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Madrid-, incluye una reducción de plantilla pactada, la reducción en un 50 % de los costes de personal y el cierre de varios centros. De un total de trece almacenes distribuidos por el territorio nacional, se dejarán «permanentemente abiertos» los cinco de mayor capacidad: Montoro y Puente Genil en Córdoba, Espeluy (Jaén), Atarfe (Granada) y Marchena (Sevilla).

El resto de los almacenes se quedará «en reserva» desde la próxima campaña 2017-2018, y se utilizarán aquellos años de mayores cosechas de aceite de oliva, siempre que los cinco permanentes se hayan llenado ya, lo que permitirá ahorrar costes y rebajar alquileres para los clientes que contratan los depósitos.

Entre los que se cerrarán en 2017 figuran los almacenes de Linares (Jaén) y Lucena, que tienen pequeña dimensión.

La red tiene una capacidad de almacenamiento teórica total de 400.000 toneladas, aunque en la práctica la máxima capacidad de guarda ronda las 200.000 o algo más, ya que los tanques no pueden contener aceite de más de un cliente y no siempre se llenan.