domingo 23.01.2022

Informe: ¿Qué impuestos municipales pagamos los lucentinos?

Informe: ¿Qué impuestos municipales pagamos los lucentinos?
Informe: ¿Qué impuestos municipales pagamos los lucentinos?
.
El PP proponía hace unos días una rebaja de los impuestos municipales como medida para aliviar la maltrecha económica de muchas familias lucentinas. Pero ¿es tan elevada la fiscalidad a la que el ayuntamiento somete al ciudadano?.
 
En términos generales y teniendo en cuenta lo que se paga en las diez localidades más grandes de la provincia, puede afirmarse que Lucena sigue sigue estando entre los municipios en los que el ciudadano soporta una carga impositiva más elevada, aunque, paulatinamente, otras localidades han ido igualando o incluso superando las tasas que los lucentinos y lucentinas satisfacen a las arcas municipales por conceptos como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)  que grava el valor catastral de los inmuebles de naturaleza rústica o urbana, el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), el Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (IVTM) o el ICIO, sobre construcciones y obras.
 
Si hablamos del IBI, Lucena es la cuarta ciudad cordobesa con una tasa más alta, tanto en el tramo urbano como en el de naturaleza rústica. En el primero el impuesto más alto corresponde a Montoro con un 0,95%, seguido de Montilla, Puente Genil y Pozoblanco, esta último con un 0,81%, idéntico al gravamen que pagan los lucentinos.
 
Respecto al IBI de Rústica, la capital ostenta la tasa más alta, con un 1,20% frente al 1,155 de Lucena que ocupa el cuarto lugar, tras Baena y Montilla.
 
En este sentido cabe destacar que nuestra ciudad llevó a cabo recientemente una revisión a la baja del IBI de numerosas parcelas incluidas en planes parciales residenciales o industriales en desarrollo, paralizados por la actual crisis. Sin embargo, dicha revisión ha castigado a algunas zonas de segunda residencia, que han visto elevarse de forma notable su “contribución” a las arcas del consistorio lucentino.
 
Otro impuesto que supone unos importantes ingresos para las arcas municipales –antes más que en estos momentos– es el ICIO, Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras. En este caso, la norma lucentina se sitúa casi un punto por debajo de la capital, que ostenta el gravamen más elevado, con un 3,92%, seguida de cerca por localidades como Montilla, Puente Genil, Baena y Priego. Lucena y Cabra, con un 3,20% ocupan la sexta y séptima posición.
 
En cuanto al Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, Lucena es la tercera ciudad más cara para los coches de pequeña cilindrada, que pagan 25,95 euros, lejos en cualquier caso de los casi 60 euros que se pagan en Baena o los 67 de Palma del Río. Sin embargo, la tasa que pagan los propietarios de turismos de más de 20 CV se relaja en Lucena, que ocupa la novena posición en la tabla con 190,40 euros, frente a los 224 de Cabra, la ciudad más cara en este concepto, los 220 de Córdoba o los 219,5 de Palma del Río.
 
Respecto al Impuesto de Actividades Económicas, cuyo importe se concreta en función de aspectos como el beneficio empresarial, la capital cordobesa lidera el ranking de ciudades más caras con máximos del 3,68%. Lucena, con un tipo máximo del 1,31% es la cuarta ciudad con niveles más altos entre las diez localidades de mayor tamaño de la provincia, tras Pozobanco (1,43%) y Palma del Río (1,35%).