Lunes 21.10.2019

Juan Pérez exige responsabilidades y cree que el puente tardará "un mes y medio" en abrirse

Juan Pérez exige responsabilidades y cree que el puente tardará "un mes y medio" en abrirse
.
El alcalde de Lucena, Juan Pérez, aseguró ayer a LucenaHoy que el puente de la carretera de Cabra "no se abrirá previsiblemente en menos de un mes y medio, siendo optimistas".
 
Pérez indicó que todos los contactos mantenidos desde el ayuntamiento con las distintas partes implicadas en la terminación de esta infraestructura han resultado infructuosos, ante la evidencia de que "se trata de una carretera autonómica y es necesario colocar un pretil de seguridad cuya colocación debe cumplir con unos parametros de seguridad concretos y homologados que no estaban incluidos en el proyecto inicial".
 
Para el regidor lucentino "está claro que ha existido un error de planteamiento y técnico grave y, aunque sea totalmente injusto y a pesar de que desde el ayuntamiento nos estamos dejando la piel en solucionarlo, son los ciudadanos y comerciantes de la zona los que lo están pagando", por lo que el ayuntamiento no ha descartado "pedir las responsabilidades pertinentes a quien corresponda", pese a que "se trata de una cuestión que excede la compentencia municipal".
 
El alcalde de Lucena ha indicado a este periódico que "no es razonable, y casi cabría calificar que surrealista, como dije en el pasado pleno, que desde el 6 de diciembre, cuando se detectó el problema de la imposibilidad de colocar la barandilla incluida en el proyecto, no se haya avanzado nada pese a la constante insistencia del ayuntamiento de Lucena". Pérez indicó que "no tenemos nada que reprochar a la Dirección General de Medio Ambiente, con la que hemos estado en permanente contacto, y que nos consta que está haciendo todo lo posible por agilizar los trámites", pero reconoció que "todos los intentos de encontrar una solución provisional han chocado frontalmente con la negativa de los técnicos que deben firmar la viabilidad del uso del puente hasta que no sea dotado de un pretil conforme a las características de la vía".
 
El alcalde de Lucena indicó que la "barandilla" de seguridad tiene un coste aproximado de 40.000 euros, que incluso se ha ofrecido a pagar el ayuntamiento para desbloquear el tema, pero "no es un problema de dinero, sino de burocracia y plazos". En este sentido, Pérez desmintió las afirmaciones del PP en el último pleno, indicando que el retraso en la colocación de la baranda pudiese estribar en la falta de pago de varias certificaciones de obra a la empresa adjudicataria por parte de la Junta de Andalucía. "Según nos ha inidicado la Junta –manifestó Pérez–un 90% de los más de 700.000 euros en los que estaba presupuestado el puente ya han sido pagados y solo se adeudan una o dos certificaciones de escasa cuantía, poco significativas".
 
Por último el alcalde señaló que "los primeros ofuscados y cabreados con esta situación somos nosotros y entendemos perfectamente las quejas de los comerciantes y vecinos y apoyaremos cualquier manifestación o reivindicación de los mismos, ya que no es de recibo que se pueda tardar más en colocar una baranda que en construir el propio puente".
.