viernes 28.01.2022

Lucena acumula 334 l/m2 de lluvia, el viento derriba un 40% de aceituna e Iznájar empieza a aliviar

Lucena acumula 334 l/m2 de lluvia, el viento derriba un 40% de aceituna e Iznájar empieza a aliviar
Lucena acumula 334 l/m2 de lluvia, el viento derriba un 40% de aceituna e Iznájar empieza a aliviar
.
Las abundantes precipitaciones registradas en el mes de enero y lo que va de febrero han permitido mejorar de forma significativa el balance del actual año agrícola en Lucena. Si el primer tercio del año acumulaba apenas 50 litros por metro cuadrado, a fecha de hoy son ya 334 litros los anotados en nuestra ciudad, según fuentes de la Cooperativa Olivarera Virgen de Araceli, una cantidad que ya empieza a situarse en la media y desvanece el temor a la entrada en un nuevo periodo de sequía.
 
En septiembre se recibieron 21 litros, otros 23 en octubre, sólo 9 dejó noviembre y en diciembre se acumularon 84 litros por metro cuadrado. Enero es hasta ahora el mes más lluvioso del año agrícola, con sus 108 litros, y en lo que va de febrero se han recogido otros 89. Así las cosas, la lluvia no solo ha logrado calar y generar reservas para el próximo año, sino también recuperar el terreno perdido en los primeros meses.
 
Si hace unas semanas los agricultores tenían la vista puesta en el cielo a la espera de nubes cargadas de agua, ahora se espera una tregua que permita recoger el fruto. Y es que el problema en este momento es precisamente la imposibilidad de recoger el fruto del campo como consecuencia de la sucesión de borrascas, máxime tras el temporal de viento del fin de semana, que ha derribado un cuarenta por ciento de la aceituna no recolectada –aún resta la mitad de la cosecha– lo que obliga a una rápida actuación para que la aceituna no pierda calidad y se incruste en el suelo empapado. Sólo entre los socios de la Cooperativa Olivarera "Virgen de Araceli" se calcula que el viento ha derribado entre 3 y 4 millones de kilos de aceituna. De mantenerse los actuales ritmos de recolección, la campaña se prolongará este año hasta el mes de abril, llegando a su apogeo en el mes de marzo.
 
IZNÁJAR EMPIEZA A DESEMBALSAR AGUA
La mejora pluviométrica también está teniendo un claro reflejo en los embalses. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir desembalsa en el pantano de Iznájar la misma cantidad de agua que llega a su amplia cuenca, en torno a 35 metros cúbicos por segundo. El pantano de referencia para el sur de la provincia de Córdoba y el norte de Sevilla se encuentra actualmente rozando el noventa por ciento de su capacidad total, con 879 de sus 981 hectómetros cúbicos de agua embalsada. 
 
El desembalse es, en cualquier caso, muy inferior a los del pasado año por estas fechas, cuando las toberas de Iznájar llegaron a evacuar más de 120 metros cúbicos por segundo, ocasionando inundaciones en la pedanía de Jauja y llevando la  preocupación a las localidades ribereñas del Genil. Por Jauja pasan también las cantidades que alivía la presa de Malpasillo. En cualquier caso, la situación no preocupa en la pedanía lucentina, que acaba de estrenar sus nuevas defensas frente a inundaciones, construidas por la Confederación durante el verano y otoño para que este año no se reproduzcan los problemas de anteriores campañas.
 
anuncio eoi lucenahoy
 
..

Comentarios