martes 24.11.2020
Lucena Hoy

PLENO MUNICIPAL

El Pleno completa la aprobación de las ordenanzas municipales para el año 2021, que supondrán una rebaja fiscal de unos 200.000 euros en su conjunto

Se aprueban bonificaciones del 50% en la tasa de mercadillos y ferias y del 30% para la instalación de tarrazas y veladores en suelo público, entre otras modificaciones

Ayuntamiento de Lucena
Ayuntamiento de Lucena
El Pleno completa la aprobación de las ordenanzas municipales para el año 2021, que supondrán una rebaja fiscal de unos 200.000 euros en su conjunto

El Pleno del Ayuntamiento de Lucena completó anoche, en sesión extraordinaria, el debate de las Ordenanzas Fiscales para el próximo año 2021 con la aprobación de los expedientes que quedaron sobre la mesa a la espera de un informe técnico sobre la conveniencia de las bonificaciones propuestas.

Entre las principales modificaciones validadas anoche, destacan la aprobación de la bonificación del 50% en la tasa por la instalación en los mercadillos públicos y ferias (se prevé un descenso en la reducción en los ingresos tributarios superior a los 55.000 euros) y la exención hasta el 30 de junio de la tasa por ocupación de terrenos de uso público con las terrazas de bares.

Asimismo, el Pleno decidió aplicar una exención del pago durante 6 meses de la tasa por ocupación del Mercado Municipal para nuevos comerciantes y una exención de 5 meses en el precio público a satisfacer por ocupación del Vivero de Empresas. Respecto a la instalación de quioscos e instalaciones de carácter permanente, se acordó la suspensión de la tasa.

Por último, los cambios aprobados también afectarán a la tasa a pagar por el uso de los edificios municipales para actividades, bodas y eventos (bonificación del 30%) y a los precios públicos de espectáculos, conciertos y actividades culturales (se amplía la bonificación para familias numerosas hasta el 30%).

En total, la rebaja fiscal aprobada para el año 2021 superará los 200.000 euros.

Las mayor parte de las ordenanzas contaron con el voto favorable de PSOE y Ciudadanos, el apoyo puntual de Vox y la negativa de PP e IU, en el primero de los casos por considerar la rebaja planteada insuficiente, y en el segundo por entender que cualquier merma de ingresos que on se aplique de forma redistributiva supondrá a medio plazo un descenso de las partidas de apoyo social y los servicios municipales en un momento en el que estos son más necesarios que nunca.