viernes 03.07.2020

Pobreza energética: Teresa Alonso asegura que "las familias lucentinas tienen cubierto el derecho a suministros básicos como luz, gas o agua"

Aunque "nadie puede garantizar que ninguna persona esté en estos momentos sin luz", Alonso considera que el Ayuntamiento dispone de recursos suficientes para que no se produzcan situaciones de pobreza energética, aunque reconoce que son ayudas sujetas al cumplimiento de unos requisitos y tienen un carácter puntual.

Teresa Alonso, concejal de Servicios Sociales
Teresa Alonso, concejal de Servicios Sociales
Pobreza energética: Teresa Alonso asegura que "las familias lucentinas tienen cubierto el derecho a suministros básicos como luz, gas o agua"

"Desde Servicios Sociales podemos decir que todas las familias lucentinas tienen cubierto el derecho a unos suministros básicos como luz, gas o agua, pero nadie puede garantizar que ninguna persona esté en estos momentos sin luz en su domicilio, porque nuestros técnicos no pueden entrar en todos los hogares". Con estas palabras contestaba la pasada semana la edil de Servicios Sociales, Teresa Alonso, a preguntas de Lucena Hoy sobre la posibilidad de que en Lucena puedan producirse casos de pobreza energética, máxime ante el anuncio de una ola de frío como la actual y de algunas noticias a nivel nacional que han causado una elevada alarma social en los últimos meses.

Alonso indicaba que "podemos garantizar que a todas las personas que vienen a Servicios Sociales se les atiende de acuerdo al programa que tenemos establecido", aunque la concesión de ayudas para pagar el recibo de luz "se conceden de acuerdo a un baremo y no todos los que lo solicitan cumplen con las condiciones establecidas para acceder a las mismas".

No obstante, la edil socialista aseguraba que "Servicios Sociales ha mediado en muchas ocasiones con las empresas suministradoras de energía eléctrica para evitar un corte de luz o para que se paralice hasta tanto se resuelve un expediente de ayuda por suministros básicos y se hace efectiva la ayuda".

Pobreza energética, referida a un hogar familiar, es aquella situación en la que los ingresos son nulos o escasos para pagar la energía suficiente para la satisfacción de las necesidades domésticas. Aunque no hay informes concretos sobre pobreza energética en Lucena, recientemente se daba a conocer un estudio sobre pobreza energética en Córdoba capital elaborado por la Universidad Pablo Olavide. Los primeros resultados indican que casi uno de cada diez cordobeses, un 9,5 por ciento, concretamente, puede ser considerado pobre energético, frente a un 13,7 por ciento a nivel nacional. Este estudio considera que hay pobreza energética en aquellas situaciones en las se tiene que destinar como mínimo el 10% de la renta mensual neta a pagar la luz y el agua.

El programa municipal de 'ayuda de suministros básicos' se engloba en el de Ayudas de Emergencia Social e intenta evitar que situaciones como la descrita se produzcan, cuenta con una dotación presupuestaria anual de 110.000 euros. Tiene un carácter "puntual y excepcional" yen el caso del consumo de energía eléctrica está limitado a una cuantía fija máxima de 100 euros por factura y cuenta con un tope anual por persona. "Si la familia beneficiaria de las ayudas no consigue normalizar su situación tras una primera aportación debe dirigirse de nuevo a Servicios Sociales y se le puede conceder nuevamente hasta el límite marcado para este tipo de ayudas o derivarle a otro tipo de recurso más estructural", señala Teresa Alonso.

La edil indica que "los ciudadanos lucentinos pueden estar tranquilos en cuanto a la suficiencia de la red de apoyo para cubrir necesidades de mínimos vitales de suministro, hay un presupuesto más que suficiente, porque entendemos que es preferible que haya un colchón de dinero a final de año a que pueda faltar como consecuencia de una emergencia". En este sentido, Alonso destaca que el número de ayudas que se solicitan suele ser menor al esperado. Así, durante el pasado año 2016 solo se cursaron unas 50 peticiones de bonificaciones para el abastecimiento de agua, frente a una expectativa inicial de unas trescientas. Teresa Alonso recuerda que esta convocatoria está abierta durante todo el año en el Servicio de Atención al Ciudadano (SIAC) y se resuelve en unos 60 días. Respecto a las ayudas para suministros básicos, las personas interesadas han de dirigirse al centro de Servicios Sociales, allí se les asigna un trabajador social en función de su lugar de residencia, que le requerirá documentación para valorar su situación económica e incluso podrá visitar su domicilio para contrastar la información. Si se cumplen los requisitos de este programa se le asignan inmediatamente los recursos.

Comentarios