martes 25.01.2022

Unemac insiste en exigir un Plan Renove para el mueble

Unemac insiste en exigir un Plan Renove para el mueble
Unemac insiste en exigir un Plan Renove para el mueble
.
La directiva de la Unión de Empresarios de la Madera de Córdoba (Unemac), tras hacer balance de 2010 y valorar las predicciones para 2011, ha pedido "un plan renove a las administraciones, flexibilidad a las entidades financieras y sensatez a los sindicatos para un sector que muere".

En este sentido y a través de un comunicado, Unemac ha subrayado que "el año 2010 ha sido muy duro para las empresas del sector, pues la productividad y el consumo de muebles y madera ha continuado bajando en picado, por lo que se han ocasionado numerosos cierres de empresas, con el consiguiente desempleo".

A ello se suma que "la financiación sigue siendo muy restringida e inflexible para las empresas, y las administraciones públicas demoran cada vez más la publicación de ayudas y subvenciones, mermando así la capacidad de reactivación de los sectores productivos de Córdoba, entre los que el de la madera y el mueble ocupa un lugar importantísimo".

De igual modo, "los sindicatos siguen sin hacerse eco de la situación real que viven las empresas y la necesidad urgente de subsistir, por el bien, tanto de la empresa, como de los trabajadores", y ello cuando el de la madera es "uno de los sectores que más está aplicando subidas salariales en los años que corren, haciendo frente a subidas del 3,3 por ciento en 2009, del 3,1 por ciento en 2010 y del 1,3 por ciento más el IPC en 2011, con un total de 1.752 horas anuales y temiendo que en la próxima negociación intentarán reducirlas más aún".

A juicio de la patronal de la madera y mueble, "esta situación está siendo insostenible para muchas de nuestras empresas", lo que la ha llevado a preguntarse "¿por qué el Gobierno por decreto puede bajar un cinco por ciento el salario de los funcionarios y nuestra industria tiene que soportar una subida en tres años del ocho por ciento?"
Además, "el año 2011 se prevé más duro incluso que el año 2010, ocasionándose más cierres de empresas y más despidos laborales en este sector, cuya productividad no alcanza los niveles mínimos necesarios para subsistir".

Por último, Unemac ha expresado su "malestar por la pretensión del Gobierno de retractarse de medidas de la 'reforma laboral' como los 20 días por despido objetivo, entendiendo que, si algo se había conseguido con esta reforma que podía beneficiar al tejido empresarial, está siendo inmediatamente usado como moneda de cambio con los sindicatos para conseguir, por ejemplo, retrasar la edad de jubilación dos años. Parece que el Gobierno está más atento a la presión de los sindicatos que a las medidas consensuadas anteriormente entre todas las partes".
.
.