martes 25.01.2022

Villa confirma un nuevo retraso de las obras del auditorio municipal

Villa confirma un nuevo retraso de las obras del auditorio municipal
Villa confirma un nuevo retraso de las obras del auditorio municipal
.
El concejal delegado de Urbanismo, Miguel Villa, ha reconocido a LucenaHoy que las obras del auditorio municipal no concluirán en agosto, como estaba previsto. Según Villa "parece improbable que se puedan cumplir los plazos y se podría estudiar un aplazamiento de dos o tres meses", según se puso de manifiesto en la visita girada al auditorio hace unos días por parte la dirección facultativa y ejecutiva de la obra, representantes de la constructora y responsables municipales de cara a comprobar "in situ" el grado de ejecución de la obra.

El responsable municipal de Urbanismo ha explicado a este periódico que "la estructura del edificio está acabada y ya se ha iniciado el revestimiento interior y la cubierta del mismo, que volará varios metros sobre el aire y otorga un carácter espectacular al complejo, aunque restan las instalaciones internas y el equipamiento" por lo que la nueva previsión municipal es que el auditorio pueda estar en disposición de ser utilizado a finales del presente año, una vez concluída esta primera, y por el momento única fase, en la que se incluye la construcción y el equipamiento necesario para su entrada en funcioanamiento, tanto del escenario y el graderío, como el acondicionamiento acústico, camerino o proyectores.

Ahora la preocupación municipal se centra en la posibilidad de que el retraso que acumulan las obras pueda traducirse en que el consistorio pierda parte de la ayudas de la Unión Europea con cargo a las cuales se ejecutan las obras –2,6 millones de euros que suponen el 70% del coste de la primera fase de esta infraestructura, cuyo importe total es de unos 3,8 millones de euros–.

La segunda fase del auditorio se ocupará en su momento del acondicionamiento del espacio exterior del complejo cultural, que incluye la posibilidad de su uso como espacio escénico al aíre libre gracias a su escenario dual. Según Villa, ha sido precisamente el hecho de acometer el edificio en dos fases el que está provocando continuas modificaciones del proyecto y el consiguiente retraso, a lo que se suma los varios meses en los que permaneció paralizada la obra por los problemas económicos de la primera adjudicataria de las obras –Imaga–, hasta que  en mayo de 2011 el Ayuntamiento de Lucena y Jarquil Andalucía firmaban el contrato a través del cual esta empresa se hacía cargo de lo que quedaba de obra. 
.

.
.