martes 07.12.2021

SUCESOS

Piden 6 y 5 años de prisión para dos individuos acusados de retener en una casa "okupa" a un hombre y robarle dinero y enseres de su domicilio bajo amenazas

Le retuvieron en la vivienda mientras uno de ellos intentaba sacar dinero en un cajero con su tarjeta de crédito. Al no poder hacerlo le obligaron a abrir su propio domicilio, en el que se hicieron con distintos objetos de valor.

audiencia provincial cordoba
Nueva Ciudad de la Justicia de Córdoba, donde se juzgarán los hechos
Piden 6 y 5 años de prisión para dos individuos acusados de retener en una casa "okupa" a un hombre y robarle dinero y enseres de su domicilio bajo amenazas

La Fiscalía ha pedido penas de seis y cinco años de prisión respectivamente para dos hombres acusados de sendos delitos de detención ilegal y robo con violencia presuntamente cometidos sobre otro hombre en Lucena. El juicio se celebrará el miércoles en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.

Según recoge la calificación de Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, sobre las 3,00 horas del día 4 de junio de 2015, los procesados, "puestos de común acuerdo y movidos por el ánimo de obtener ilícito beneficio", hablaban con un varón en las proximidades de un pub y le conminaron a que en vez de marcharse a su domicilio, les acompañara a una casa 'okupa', para lo cual uno de ellos "exhibió una navaja" y le dijo: "tú no vas a ningún sitio o te mato aquí ahora mismo".

Ante esta situación y "dado el temor que le crearon", les acompañó a la vivienda y allí uno de los acusados le exigió "todo el dinero" que llevara, a la vez que presuntamente le dijo que iba a estar allí hasta que él quisiera, de manera que como el dinero que llevaba encima "no era suficiente", le exigieron que les diera la tarjeta bancaria y el número pin, "todo ello bajo nuevas amenazas".

Una vez que consiguió la tarjeta, uno de los procesados se marchó al cajero y dejó al otro a cargo del perjudicado, por lo que no tuvo ocasión de escapar. A su regreso, como no había tenido éxito en el cajero, "se puso aún más agresivo" y supuestamente le dijo que le diera su dinero, o lo mataba, así como que iba a "desvalijar" su casa y le iba a mandar "un sicario".

Bajo coacción, el afectado llevó a los dos procesados a su domicilio de Lucena, y una vez allí "abrió la puerta en contra de su voluntad para evitar que le hicieran algún mal".

De este modo, los dos acusados presuntamente rebuscaron por la casa y se apoderaron de varios enseres valorados en 942 euros hasta que a las 6,42 horas de ese día se fueron y lo dejaron libre. Uno de los procesados cuenta con la agravante de reincidencia.