sábado 21.05.2022
Lucena Hoy

El ayuntamiento estudia una actuación para prevenir un hipotético hundimiento de la calzada en la calle Río Guadalquivir mediante inyección de algún material ligero

César del Espino reconoce que hay zonas en las que el lavado de áridos dejan un hueco de 30 centímetros bajo la losa de hormigón, por lo que estudia alternativas con carácter previo a la remodelación integral de la calle el año que viene.
Socavón en la calle Río Guadalquivir
Socavón en la calle Río Guadalquivir
El ayuntamiento estudia una actuación para prevenir un hipotético hundimiento de la calzada en la calle Río Guadalquivir mediante inyección de algún material ligero

El concejal de Obras y Servicios Operativos, César del Espino, ha indicado hoy que su delegación estudiará la posibilidad de llevar a cabo una actuación provisional para solucionar el riesgo de hundimiento de la calzada en la calle Río Guadiana, denunciado por los vecinos la pasada semana. Del Espino ha señalado que el problema es conocido por los técnicos municipales y consecuencia del "lavado de áridos" que ha producido el agua bajo la capa de asfalto, provocando que en algunas zonas exista una cámara vacía de hasta 30 centímetros de altura entre la losa de asfalto y el sustrato inferior. El responsable municipal de Obras afirmó que se trata de un problema que afecta a otras zonas de la ciudad como Trasmatadero o la calle Rute, debido a la mala calidad del suelo, conformado por material de relleno.

Del Espino ha señalado que "aunque no se trata de una actuación de urgencia", ya que no se ha producido un hundimiento del firme, sí "se esta valorando la posibilidad de llevar a cabo una intervención previa a la remodelación integral de la calle, ya prevista". Aunque Del Espino ha reconocido que lo más fácil y rápido sería la inyección de hormigón, este tratamiento dificultaría la actuación posterior, por lo que se está estudiando qué material resultaría idóneo para llevar a cabo esta medida preventiva, apuntando que podría ser un hormigón ligero.

El edil lucentino ha recordado que la actuación integral en esta calle estaba prevista para este año dentro del paquete de obras PFEA, en línea con la que va a comenzar en la calle Río Anzur y la prevista en la calle Río Guadiana, cuyo proyecto ya está terminado y pasará a licitación de forma inminente. Sin embargo, el hecho de que la red de saneamiento esté a una profundidad de hasta tres metros lo impide, dado que la normativa de las obras PFEA no permiten actuaciones en calle cuyas redes sobrepasen una profundidad de 1,50 metros, por lo que tendrá que cometerse con fondos propios no previstos en los presupuestos para este ejercicio.

Respecto a posibles daños en viviendas, Del Espino ha indicado que "el suelo es malo tanto para la calzada como para las viviendas" por lo que habría que distinguir si las patologías que pueda presentar cada inmueble "tienen un origen propio" o derivado de un mal funcionamiento de la red general de saneamiento.

Comentarios