miércoles 26.01.2022

SUBVENCIÓN EN PELIGRO

El ayuntamiento estudia ubicar el vivero de empresas en Los Santos o el edificio cedido a UPA para no perder la subvención de 480.000€

El consistorio considera ya inviable la construcción del edificio proyectado junto al Centro de Energías Renovables después de que la empresa adjudicataria de las obras se haya negado a iniciarlas por supuestos problemas técnicos

upa nuevo
Instalaciones cedidas a UPA en el polígono del Pilar de la Dehesa, una de las posibles ubicaciones del Vivero de Empresas
El ayuntamiento estudia ubicar el vivero de empresas en Los Santos o el edificio cedido a UPA para no perder la subvención de 480.000€

El ayuntamiento pretende trasladar el proyecto del vivero de empresas –cuya construcción debiera estar ejecutándose junto al Centro de Energías Renovables– a unas instalaciones municipales ya construidas y sin uso como las del antiguo centro de formación del frío, en el complejo educativo de Los Santos o las cedidas en su día a la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), junto a la discoteca Palko, en el polígono industrial Pilar de la Dehesa. Técnicos municipales están estudiando las posibilidades que ofrecen estos dos emplazamientos para acoger estas instalaciones, después de que el consistorio haya renunciado definitivamente a que el edificio proyectado en el parque empresarial Príncipe Felipe pueda llevarse a cabo, debido a la negativa de la empesa adjudicataria, Mena Escabias S.L., a realizar las obras, alegando fallos en el proyecto de obra, pese a haber firmado el acta de replanteo, tras la adjudicación de los trabajos el 11 de junio pasado.

Según ha explicado a LucenaHoy el concejal de Urbanismo, José Cantizani, "el ayuntamiento no va a renunciar al proyecto ni a la financiación conseguida para el mismo –480.000 euros– a través del convenio firmado en su día con la Fundación Instituto Cameral para la Creación y Desarrollo de la Empresa (Fundación INCYDE), que junto al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), pagan el ochenta por ciento de la actuación con dicha partida".

Así, la prioridad del ayuntamiento en este momento es encontrar unas dependencias municipales que puedan acoger el centro, o, en su caso, adquirir mediante el oportuno concurso público, dos naves industriales que cumplan con las condiciones técnicas que exige el proyecto. En el caso del complejo de Los Santos, se está analizando la superficie total disponible, mientras que la opción del edificio cedido a UPA, exigiría la renuncia previa de la patronal agraria a las mismas, constatada la falta de uso del inmueble, que debía acoger tanto dependencias administrativas como una lonja de productos agrarios.

Según Cantizani, "la financiación otorgada por INCYDE era tanto para la construcción como para el equipamiento, por lo que puede ser reconducida a otras instalaciones diferentes de las inicialmente previstas".

En el caso de que las instalaciones municipales en estudio no reúnan los requisitos exigidos se podrían adquirir dos naves privadas 

Respecto a la situación del contrato con Mena Escabias S.L., el edil socialista indicó que su predisposición al inicio de la obras ha sido inexistente y solo resta la rescisión del contrato, sin que sea posible volver a adjudicar, ya que el compromiso firmado con INCYDE es que el centro esté en funcionamiento antes del 31 de diciembre, acuerdo que, caso de incumplirse, supondría la pérdida de la subvención otorgada.

Esta constructora recibió las obras tras presentar una oferta de 342.021 euros más IVA, muy por debajo del precio de licitación –413.190 euros más IVA–. La empresa se había comprometido a realizar las obras en un plazo de cuatro meses, rebajando en dos meses el tiempo previsto en el pliego de condiciones y el ayuntamiento contaba con disponer del inmueble a finales de septiembre para proceder a su equipamiento y ponerlo en funcionamiento antes de que acabe el año. Sin embargo, tras la firma del acta de replanteo, la constructora exigió la realización de una modificación del proyecto que permitiese la subsanación de distintos problemas detectados en la parcela en relación a la presencia de un cable de alta tensión en el subsuelo y del apoyo parcial de la nueva estructura en el edificio del Centro de Energías Renovables. Pese a las distintas reuniones mantenidas entre ayuntamiento, Mena Escabias S.L. y el equipo redactor del proyecto, encargado a un estudio de arquitectura local, en la parcela no se ha movido un solo metro de tierra hasta el momento. 


El ayuntamiento ha encargado a los servicios jurídicos municipales un completo estudio de la situación, que podría desembocar en acciones judiciales contra las empresas implicadas en el proyecto.

El vivero de empresas debe contar con vestíbulo, recepción, administración, aseos, archivo, cocina-office, sala de reuniones y 3 espacios de trabajo con cuarto de instalaciones, aseo y almacén y otra tantas oficinas y una sala de informática.