miércoles 28.07.2021
Lucena Hoy

OBRAS

VÍDEO: El ayuntamiento levantará "entre 20 y 30 metros lineales" de la obra de la calle Álamos para satisfacer la petición de los vecinos, aunque reitera que "el proyecto no contiene ni un solo error"

Por el momento no se conoce el importe de la actuación, aunque podría hacer necesaria la licitación de un contrato mayor, según ha indicado César del Espino, que apunta que "la obra iba a quedar bien, pero ahora quedará mejor, ya que estará acorde a los gustos de los vecinos"
<p>El ayuntamiento levantará de nuevo el adoquinado de la calle Álamos para ampliar el tamaño de los acerados pese a considerar que no hubo ningún error</p>
VÍDEO: El ayuntamiento levantará "entre 20 y 30 metros lineales" de la obra de la calle Álamos para satisfacer la petición de los vecinos, aunque reitera que "el proyecto no contiene ni un solo error"

Finalmente el ayuntamiento "levantará" entre 20 y 30 metros lineales de la recién adoquinada calle Álamos para satisfacer a los vecinos de la misma, que han venido mostrando reiteradamente su incomprensión y malestar con un proyecto que pinta unas aceras que, en algunos puntos, apenas alcanzan los 45 centímetros de anchura, generando una situación de inseguridad para los peatones. 

Así lo ha confirmado esta mañana el edil de Urbanismo y Servicios Operativos, César del Espino, que ha mantenido, no obstante, que el proyecto técnico diseñado inicialmente "cumple con la totalidad de las normativas andaluza y española para este tipo de actuaciones y no contiene ni un solo error técnico", argumentando además que el mismo fue sometido a revisión "por los técnicos municipales, por los de la Diputación y los del SEPE, que confirmaron que cumple con todos los parámetros". 

No obstante, Del Espino ha señalado que "los vecinos tienen la sensación subjetiva de inseguridad" y "esas críticas son legítimas y respetables e indican que no lo estamos haciendo bien, por lo que hago sus críticas mías y hemos tomado la decisión de demoler ese tramo y reconstruirlo con un nuevo diseño, que ya ha sido presentado a los vecinos, que creen que es una buena solución, por lo que se ejecutará con cargo al Ayuntamiento en cuanto lo autorice el SEPE". Según el edil socialista "la obra iba a quedar bien, pero ahora quedará mejor, ya que estará acorde a los gustos de los vecinos". La solución prevista proyecta una rectificación del trazado tras la eliminación de los cuatro aparcamientos previstos inicialmente, lo que permitirá que las nuevas "aceras" tengan un ancho de unos 85 centímetros.

Sin embargo, Del Espino, que ha reconocido que los vecinos no fueron informados de la actuación con carácter previo a la misma, ha indicado que no será barato e incluso podría ser necesario recurrir a un contrato mayor, lo que supondría una licitación de más de 40.000 euros. No obstante, la redacción no está todavía finalizada y, de momento no hay presupuesto cerrado.

César del Espino, que ha reconocido "que hemos fallado en la comunicación", ha recordado que en calles de plataforma única ni siquiera es exigible definir acerados, ya que cuentan con preferencia peatonal y el tránsito de vehículos está limitado a 20 kilómetros por hora. El concejal de Urbanismo indicó que decisión de "pintar" aceras en esas calles, usando un granito de diferente color, fue adoptada hace años, dando a entender que se trata de una cuestión más estética que formal. Cabe recordar que en aquel momento, en pleno debate sobre la peatonalización del centro, se optó por este color como recuerdo de las antiguas aceras de mármol rojo de muchas calles lucentinas, que aún se conservan en puntos como la Plaza de Bécquer. 

Según Del Espino "esto es una norma general, aquí y en España y en Lucena hay otros ejemplos de calles de plataforma única con acerados de hasta 18 o 25 centímetros, como algunos puntos de la calle Ballesteros, Las Tiendas o Veracruz", que no despertaron ninguna controversia. Según el edil lucentino "con 0 centímetros seguiría cumpliendo la norma, porque en la plataforma única todo es acerado, puede ser que no guste, pero técnicamente no hay error alguno". 

Respecto a los bolardos instalados, el concejal de Urbanismo ha señalado que la medida fue solicitada por los propios vecinos y "también está conforme a ley", existiendo otros ejemplos de esta solución –en este caso provisional, hasta tanto se reforme nuevamente el tramo de calle– en Plaza Alta y Baja o en Mesón. Según Del Espino "la normativa permite los estrechamientos en la vía dentro de unos márgenes que en estos casos se cumplen. La calle no los necesita pero los vecinos pidieron que se quedasen puestos". 

Comentarios