Jueves 23.01.2020
Lucena Hoy

Comienza la restauración de la portada y fachadas de Santiago, que se prolongarán durante tres meses y contarán con un presupuesto de 50.000 euros

La intervención completa la restauración de este templo lucentino y será financiada por el Obispado de Córdoba
Comienza la restauración de la portada y fachadas de Santiago, que se prolongarán durante tres meses y contarán con un presupuesto de 50.000 euros

Esta semana han dado comienzo los trabajos previos de restauración de la portada y los muros perimetrales de la iglesia parroquial de Santiago Apóstol, que se prolongarán por espacio de tres meses y contarán con un presupuesto de 50.000 euros, que aportará íntegramente el Obispado de Córdoba.

El párroco de Santiago, Francisco de Asís Roldán, ha señalado hoy que con esta actuación se completa la restauración que ha sufrido el templo en los últimos años, y que afectó tanto a la zona de sacristía y salones parroquiales como, hace tres meses, a la espadaña-campanario.

Los trabajos serán dirigidos por el arquitecto lucentino Rafael Pineda del Espino y la restauradora Macarena Teruel, corriendo las obras a cargo de la constructora Rafael Oliva, al frente de un equipo multidisciplinar.

Rafael Pineda del Espino ha señalado hoy que la actuación se ha iniciado con el apuntalamiento de la fachada, tanto interior como exteriormente, tras lo cual se procederá al desmontaje de la portada, pieza a pieza. Según Pineda, la intervención "permitirá corregir el arqueado actual que presenta la portada, y corregir distintas patologías de la piedra, afectada por la erosión, las sales, la humedad y actuaciones poco adecuadas a lo largo del tiempo como el relleno de los desperfectos con mortero de cemento, así como proceder a la reconstrucción volumétrica de los desprendimientos.

Una vez desmontada la portada y numeradas sus piezas, la restauradora Macarena Teruel procederá a la limpieza de cada piedra mediante métodos de abrasión suave y con útiles manuales y el tratamiento de la misma con productos que permitan su óptima conservación de cara al futuro, para proceder posteriormente a la reposición de las piezas a su lugar original.

También está prevista la reposición de la imagen de piedra del Apóstol Santiago, que ya ha sido restaurada, así como a la limpieza de la totalidad de los muros, en los que se eliminarán los restos de mortero de cemento y se rellenarán los elementos que sea necesario con resinas y otros materiales más adecuados.

Rafael Pineda ha indicado que, con independencia de la finalización de la totalidad de la actuación, está garantizado que las cofradías de Santiago puedan realizar estación de penitencia desde el tempo con normalidad.