Sábado 20.10.2018
Lucena Hoy

PLENO

IU y Dalda consideran "trato de favor" a la Iglesia la aprobación de varias excepciones al PGOU en un edificio que la parroquia de San Mateo construirá en la calle Ancha

IU y Dalda consideran "trato de favor" a la Iglesia la aprobación de varias excepciones al PGOU en un edificio que la parroquia de San Mateo construirá en la calle Ancha

El pleno del ayuntamiento de Lucena aprobó ayer con los votos favorables del PSOE, PP y Ciudadanos la solicitud de viabilidad de cambio de uso y excepción de condiciones urbanísticas solicitada por la Parroquia de San Mateo para la implantación de un edificio de uso social-religioso en el solar sito en la calle Ancha, 107.

Según se indicó durante el desarrollo del debate plenario, la pretensión de la parroquia es la de edificar en este solar un centro que aglutine la catequesis y otros servicios de carácter social. Junto al cambio de uso, la parroquia solicita la posibilidad de incrementar la edificabilidad del solar de 600 a 900 metros cuadrados, la exoneración de la obligación de contar con cochera y la posibilidad de superar la altura establecida para las edificaciones en esta calle lucentina en torno a 50 centímetros con objeto de poder utilizar los trasteros de la planta superior como salas de reunión.

Todos los grupos políticos municipales coincidieron en señalar que las exenciones a la norma urbanística pretendidas por la parroquia pueden ser atendidas por acuerdo plenario sin incurrir en ilegalidad alguna, según confirman sendos informes técnicos y jurídicos municipales. Sin embargo tanto el grupo municipal de IU como el edil no adscrito Vicente Dalda interpusieron objeciones a algunas de las peticiones de la parroquia por entender que las mismas suponen un trato desigual respecto al que reciben otros colectivos ciudadanos

Miguel Villa, portavoz de IU, justificaba su voto contrario indicando que "la medida supone un trato de favor hacia la Iglesia católica" dando luz verde a situaciones que en otros momentos se han rechazado, como ocurre con el incremento de la edificabilidad de la parcela en un 50% o la superación de la altura máxima autorizada para el inmueble "aspecto en el que la ley rotunda". Además Villa manifestó que el PGOU establece la obligatoriedad de que una construcción de estas características cuente con al menos 18 plazas de parking en planta sótano, por lo que, a juicio de esta formación "se produce una discriminación evidente".

Por su parte, Dalda aseguraba que "todos los colectivos han de ser iguales en obligaciones y derechos", pese a lo cual se abstenía en la votación final, indicando no obstante que "no es ningún problema hacer excepciones con la Iglesia, dando un trato de favor si es igual para todos y redunda en un beneficio general". 

Desde el equipo de gobierno, José Cantizani, edil de Obras, ponía el acento sobre la existencia de distintos informes municipales que "informan favorablemente la excepcionalidad que se trae a este pleno para su aprobación" y añadía que dichos informes no entran a valorar la supresión de las plazas de parking, "que tendrán que justificarse en todo caso en el proyecto de obras".

En similares términos se expresaban PP y Ciudadanos. Para Paco Huertas, portavoz del PP, "no vemos discriminación alguna en este expediente". Huertas aseguró que "solo las construcciones que superan los 350 metros cuadrados de superficie en parcela vienen obligados a construir garaje, situación que no se produce en este caso". Mientras, Purificación Joyera, señalaba que para su grupo que "hay informes que dicen que es legal" acceder a las peticiones de la parroquia y "si viene otra petición de otro colectivo en el mismo sentido también la apoyaremos".