jueves 30.06.2022

MEDIO AMBIENTE

Un trabajo de altura: Luchando contra la plaga del 'picudo rojo' que ha acabado con decenas de palmeras en nuestra ciudad

Gracias a este tipo de trabajos se han podido salvar algunos de los pocos ejemplares de palmeras que aún quedan en nuestras calles o plazas, como las existentes en el entorno del Carmen

IMG_0380
Técnicos fitosanitarios tratando las palmeras del llanete de San Juan de Dios
Un trabajo de altura: Luchando contra la plaga del 'picudo rojo' que ha acabado con decenas de palmeras en nuestra ciudad

La supervivencia de las palmeras que pueblan el espacio urbano de nuestra ciudad se ha convertido en un trabajo arduo, tras la devastación que ha producido en los últimos años la plaga del picudo rojo, Rhynchophorus ferrugineus Olivier, uno de los insectos más dañinos para las palmeras en el mundo, que en la mayoría de los casos provoca la muerte del ejemplar. El "bichito", originario de regiones tropicales del Sureste Asiático y Polinesia, comenzó su expansión en el sur de Europa hace 25 años y en lugares como Elche ya ha destruido más de 3.000 palmeras. El protocolo de actuación consiste en la mayoría de los casos en cortar las plantas atacadas y tratar fitosanitariamente los alrededores de las mismas. Para que el insecto no llegue a infectar al árbol se hace necesaria la utilización de complejos tratamientos que, como en el caso que nos ocupa, exigen un trabajo de altura.

IMG_0378

Las imágenes las tomábamos el pasado jueves en el Llanete de San Juan de Dios, donde los técnicos fitosanitarios trabajaban con ayuda de una pluma a casi 20 metros de altura para tratar esta palmera, posiblemente la más alta y airosa del casco urbano. Gracias a este tipo de trabajos se han podido salvar algunos de los pocos ejemplares de palmeras que aún quedan en nuestras calles o plazas, como las existentes en el entorno del Carmen, alguna de las cuales llegó a ser desprovista de todas sus hojas para tratar el tronco en profundidad, para que hoy vuelva a lucir espléndida. Otras palmeras clásicas como la del antiguo "pabellón" de la calle Huertas, casi centenaria, no pudo con la plaga y tuvo que ser cortada.

Los cuidados del ayuntamiento a las palmeras de los espacios públicos deben complementarse con los de los propietarios de palmeras, obligados a aplicar igualmente las medidas fitosanitarias oportunas para la prevención y lucha contra esta plaga, que está acabando con numerosos ejemplares de esta especie en Andalucía. La Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía incluyó al municipio de Lucena como zona demarcada afectada por esta plaga.

IMG_0374

Comentarios