sábado 27.11.2021

EL FALLO SE PRODUCE CUATRO AÑOS DESPUÉS DE QUE LA SOCIEDAD PROMOTORA ABANDONASE EL PROYECTO

El Tribunal Supremo da la razón a la Junta de Andalucía sobre la decisión de no autorizar el proyecto del campo de golf de Lucena y su zona residencial

Cabe reseñar que el proyecto dejó de existir como tal hace cuatro años, tras la decisión de la asamblea de la sociedad promotora de poner en venta buena parte del suelo adquirido en su día para este proyecto. 

Terrenos del campo de golf
Terrenos adquiridos para el campo de golf. Archivo LucenaHoy
El Tribunal Supremo da la razón a la Junta de Andalucía sobre la decisión de no autorizar el proyecto del campo de golf de Lucena y su zona residencial

La justicia es lenta y así vienen a demostrarlo algunas resoluciones judiciales. Según publica hoy el diario provincial ABC Córdoba, la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo acaba de ratificar –ahora– la decisión de la Junta de Andalucía de no autorizar –hace ahora siete años– el plan propuesto por las sociedades Lomas del Duque y Dehesa del Duque para construir un campo de golf y la urbanización aledaña al mismo.

Cabe reseñar que el proyecto dejó de existir como tal hace cuatro años, tras la decisión de la asamblea de la sociedad promotora de poner en venta buena parte del suelo adquirido en su día para este proyecto. 

El fallo ratifica un pronunciamiento anterior del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que dio la razón a la Junta, que decidió no dar su visto bueno a la aprobación definitiva de la urbanización. Como se recordará, la Consejería de Obras Públicas decidió aplicar las limitaciones aprobadas por la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía para dificultar todo lo posible la creación de nuevos núcleos desvinculados de la localidad en la que se asentaban, una medida creada en su día para evitar la proliferación de urbanizaciones tanto en la costa andaluza como el interior, postura que nunca fue entendida desde las sociedades promotoras del proyecto, que siempre defendieron las bondades del mismo desde un punto de vista turístico y deportivo y la necesidad de contar con el complemento de la parte residencial como garantía de supervivencia del campo de golf, considerando injustificados los sucesivos rechazos de la administración andaluza al proyecto, lo que les llevó a pleitear contra la decisión. 

Según indica ABC, citando fuentes judiciales, "la Junta aseguró que el Consistorio lucentino nunca explicó suficientemente las razones por las que la creación de una urbanización separada de Lucena mejoraba la ordenación general y las sentencias emitidas sobre el tema niegan, entre otras cuestiones, que la Consejería invadiese competencias municipales" como reclamaban las dos sociedades promotoras del proyecto.