lunes 05.12.2022

TODO APUNTA A QUE LA ANTIGUA VIVIENDA ES DE TITULARIDAD PÚBLICA

Urgen la demolición o cerramiento por parte del Ayuntamiento de una antigua casa en estado ruinoso en el Zarpazo

El edificio se ha visto despojado con el paso de los años de cualquier elemento de valor: puertas, ventanas, conducciones de plomo, rejas e incluso azulejos y constituye hoy un evidente peligro, acrecentado por la fácil accesibilidad a su interior.

Urgen la demolición o cerramiento por parte del Ayuntamiento de una antigua casa en estado ruinoso en el Zarpazo

Algo más que ruinoso es el estado que presenta un edificio situado en la zona del Zarpazo. Según los vecinos que han denunciado esta situación a LucenaHoy, el inmueble –una antigua casa de campo de dos plantas, con piscina y zonas para el cuidado de animales– se encuentra sobre los terrenos expropiados hace más de quince años por el ayuntamiento de Lucena para crear esta bolsa de suelo residencial, y sería por tanto de titularidad pública, ya sea municipal o de la antigua Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) –hoy AVRA– que se repartieron los suelos tras coparticipar en su urbanización.

Como ya ocurriera en su día con las instalaciones de la antigua fábrica de aceites "Las Burguitas", el edificio ha sido víctima de la rapiña y se ha visto despojado con el paso de los años de cualquier elemento de valor: puertas, ventanas, conducciones de plomo, rejas e incluso azulejos y constituye hoy un evidente peligro, que se ve acrecentado por la fácil accesibilidad a su interior, en el que incluso pueden observarse el desplome parcial de la primera planta y, pese a ello, la evidencia de que ha sido utilizado como infravivienda de forma reciente o incluso como zona de juego por vecinos de la zona o jóvenes grafiteros, de lo que ha sido testigo este medio.

El hecho es que las construcción sigue degradándose y, con ello, se incrementa el riesgo para cualquier persona que se adentre en las mismas, ya sea para expoliar lo poco que queda, ya sea por curiosidad, pueda sufrir un accidente.

Un riesgo que se acrecienta en esta época del año, cuando la ocupación de las casas de campo existentes en la zona es aún mayor. Los vecinos consideran que la evidente ruina del edificio y el claro peligro que representa urgen una actuación inmediata por parte del consistorio –demolición total, cerramiento– ya sea como titular del mismo o, si no lo fuese, de oficio, como ya ha hecho Urbanismo en otras ocasiones, como el reciente caso de una vivienda que amenazaba ruina en la calle Rute.

Comentarios