Miércoles 13.11.2019
Lucena Hoy

URBANISMO

Vecinos denuncian la pasividad municipal ante la situación de la valla de seguridad de un inmueble de la calle Flores

El ayuntamiento asegura que ha apercibido, sin éxito, al propietario del inmueble para que realice las actuaciones de seguridad requeridas y retire la valla y ya ha iniciado una actuación de oficio.
La valla de la calle Flores ocupa la mitad del espacio peatonal desde hace meses
La valla de la calle Flores ocupa la mitad del espacio peatonal desde hace meses
Vecinos denuncian la pasividad municipal ante la situación de la valla de seguridad de un inmueble de la calle Flores

Varios usuarios y vecinos de la calle Flores se han dirigido a LucenaHoy en las últimas semanas para denunciar la "inoperancia y permisividad" del Ayuntamiento de Lucena con respecto a la situación del inmueble situado frente a la Biblioteca Municipal, delimitado desde hace meses por una valla metálica debido a su pésimo estado de conservación y al peligro que entrañan para los peatones los posibles desprendimientos que en distintos momentos se han producido desde su cornisa.

Los usuarios se quejan de que una situación –que se prometía puntual entre tanto se ejecutaban algunas reparaciones– haya devenido en permanente sin que Invicor, la empresa propietaria del inmueble –en el que se construirán viviendas y oficinas– haya hecho gesto alguno que permita intuir una inminente retirada de las vallas que estrechan considerablemente el paso por esta calle.

Entre quienes han denunciado a este periódico esta situación se encuentra una pareja de mayores que hace unos días sufrieron un caída al apoyarse en la mencionada valla debido a la confluencia de varias personas en el cuello de botella que provoca el propio dispositivo de seguridad.

Y es que la permanencia de las vallas en una de las calles peatonales más transitadas de la ciudad, produce un auténtico efecto embudo sobre una de las zonas de ocio más concurridas del casco histórico, sobre todo durante los fines de semana, afeando uno de los rincones de mayor interés turístico de la judería y contribuyendo a mantener una situación potencial de riesgo.

Fuentes municipales han señalado a Lucena Hoy que la empresa propietaria ha sido apercibida en varias ocasiones de la urgente necesidad de actuar definitivamente sobre el edificio, cuya fachada goza de un grado de protección que obliga al mantenimiento de la primera crujía del inmueble, según el Plan General de Ordenación Urbana. Las mismas fuentes ha señalado que la empresa también es conocedora del riesgo que entraña el hundimiento de una parte de la techumbre interior, por lo que desde Urbanismo se inició el pasado viernes un procedimiento de actuación de oficio para la elaboración de un informe técnico sobre las actuaciones a realizar en el edificio para garantizar su estabilidad, al que seguirá, si es necesaria, la adopción de esas medidas, remitiendo el coste total de la actuación a la empresa con posterioridad.