lunes 29.11.2021

Afloran restos de una villa romana al arrancar olivos en una finca de Campo Aras

Afloran restos de una villa romana al arrancar olivos en una finca de Campo Aras
Afloran restos de una villa romana al arrancar olivos en una finca de Campo Aras
.
Los movimientos de tierra llevados a cabo para el arranque de olivos y la realización de una nueva plantación en una finca del paraje denominado "Cortijo Pajarito", en la zona de segunda residencia de Campo de Aras, han hecho aflorar restos pertenecientes a algunas estructuras de la zona agraria de una villa romana de época Bajo Imperial, ya documentada como yacimiento arqueológico en el Plan General de Ordenación Urbana.
 
Los hechos fueron puestos en conocimiento del Museo Arqueológico de Lucena hace unos días por las fuerzas de orden público, conocedoras del carácter protegido del enclave, limitándose el ayuntamiento a realizar la documentación del hallazgo mediante un reportaje fotográfico y la elaboración de un informe, que será remitido ahora a la Delegación Provincial de Cultura.
 
El arqueólogo municipal, Daniel Botella, ha indicado a LucenaHoy que "las viejas raíces de los troncos de olivos han arrastrado restos cerámicos –fundamentalmente tégulas– y bloques de piedra pertenecientes a algunas estructuras de la villa romana, que solo en un caso han permitido la identificación de un murete que podría asociarse a un aljibe.
 
Botella ha señalado que, dado que en el momento de formularse la denuncia del hallazgo, la finca ya había sido hoyada para realizar la nueva plantación, la delegación provincial de Cultura no ha estimado la realización de una excavación de urgencia, limitándose la actuación municipal a certificar los hechos, que contribuirán a un mejor conocimiento de este yacimiento, en el que se documentó hace algunos años la aparición de al menos una moneda de oro de época Bajo Imperial, actualmente en manos de un particular. 
 
El lugar en el que han aparecido los restos es una propiedad privada y desde hace tiempo protegida mediante una valla perimetral.
 
ALGO DE HISTORIA
En el conjunto del término municipal de Lucena no es extraño encontrar yacimientos arqueológicos vinculados a villas romanas. Aunque quizá el más conocido sea el de los alfares romanos encontrados junto a la carretera de Puente Genil, son conocidos numerosos puntos de interés arqueológico, que cuentan con protección y especiales cautelas en el PGOU.
 
Desde el siglo I d.C., los romanos reactivaron la agricultura de la zona construyendo para ello una serie de villas. Destacamos las de Baños del Horcajo con restos de unas posibles termas: la de Los Túmulos, donde se ha encontrado un aljibe, la de La Colina, con conducciones varias, entre ellas un hipogeo; también en la de Los Cantos Rodados se halló un aljibe; en la de Martín González, restos de una construcción subterránea; en la de Silos, un silo excavado en roca; y en Albarizas Bajas, capiteles, basas y fustes de mármol.
 
La importancia de estas villas viene dada por las obras hidráulicas que se hicieron para el abastecimiento humano y el regadío de las explotaciones. La infraestructura agraria se complementó con las construcciones de silos para almacenar grano. El proceso de implantación de villas en el término de Lucena tendría auge durante los siglos III al V d.C.