viernes 27.11.2020

El nuevo auditorio no se abrirá hasta el último trimestre de 2013

El nuevo auditorio no se abrirá hasta el último trimestre de 2013
.
El ayuntamiento de Lucena espera inaugurar el nuevo auditorio municipal en el último trimestre de 2013. Según ha explicado el alcalde, Juan Pérez, las obras están prácticamente terminadas a falta de que se subsanen algunas deficiencias detectadas por los técnicos. Sin embargo, el ayuntamiento no dispone del dinero necesario para acometer la adecuación de los terrenos que circundan al flamante espacio escénico, por lo que el equipo de gobierno no inaugurará el edificio hasta que esta cuestión este resuelta.

Según ha explicado a LucenaHoy el regidor lucentino, la opción más segura es la de destinar a esta finalidad el grueso del programa AEPSA del año 2013. Esto permitiría al ayuntamiento llevar a cabo la urbanización de los terrenos que circundan al auditorio y realizar el asfaltado de los aparcamientos sin coste adicional alguno para las arcas municipales, toda vez que la aportación municipal al AEPSA ya está consignada en los presupuestos municipales para el próximo ejercicio.

De esta forma, todo hace indicar que podría ser octubre el mes de la inauguración de este complejo cultural, que permanecerá cerrado hasta esa fecha. En relación con la programación, el concejal de Cultura, Manuel Lara, ha indicado que en el presupuesto de Cultura se ha diseñado una partida específica para que, una vez inaugurado, el auditorio presente una programación de actividades estable. A la aportación de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que prometió algunos eventos de gran formato con motivo de la apertura del nuevo espacio escénico, podría sumarse la Semana del Teatro –principal evento cultural de la ciudad en estos momentos atendiendo a su presupuesto– y una serie de actividades protagonizadas por las distintas agrupaciones culturales de la ciudad.

Otra cuestión por resolver se refiere a la responsabilidad de la dirección de obra y la empresa constructora en el retraso que han sufrido las obra, cuya enésima prorroga concluía el 15 de octubre pasado sin que las obras hubiesen terminado tras tres meses y medio de tiempo adicional y la inversión de 370.000 euros más de lo previsto. El equipo de gobierno decidió esperar a la finalización de los trabajos para determinar si corresponde establecer alguna penalización económica tras detectarse numerosos problemas en el plano técnico y constructivo, derivados en su mayor parte de la dificultad para adaptar el proyecto inicial, mucho más complejo y costoso, a la realidad económica actual. En este sentido, el responsable municipal de Urbanismo, Miguel Villa, ha indicado que los redactores aún tienen por cobrar certificaciones por valor de más de 40.000 euros sobre un presupuesto global de 198.000 euros, cantidad que cubre sobradamente una posible penalización que se resolverá en su día.
.
.
.