lunes 10.08.2020

SE TRATA DE UNA ACTIVIDAD ORGANIZADA POR LA DELEGACIÓN DE SERVICIOS SOCIALES

Concluye la tercera edición del taller de huertos y jardinería doméstica organizado por Servicios Sociales

El curso ha tenido una duración de 20 horas, desarrollándose durante las primeras semanas de octubre en horario de mañana, en clases de dos horas de duración de 9.30 a 11.30 horas de lunes a viernes en la terraza del Centro de Servicios Sociales.

Participantes en esta tercera edición del curso de huertos domésticos
Participantes en esta tercera edición del curso de huertos domésticos
Concluye la tercera edición del taller de huertos y jardinería doméstica organizado por Servicios Sociales

La delegación de Servicios Sociales ha finalizado su III Taller de Huertos y Jardinería Doméstica en colaboración con la Asociación Enea-Equipo Naturalista y Educación Ambiental. Los alumnos han aprendido nociones básicas teóricas sobre la agricultura doméstica y las ha podido poner en práctica a través del cuidado de un huerto común en el Centro Municipal de Servicios Sociales y pequeños huertos individuales en casa.

El curso ha tenido una duración de 20 horas, desarrollándose durante las primeras semanas de octubre en horario de mañana, en clases de dos horas de duración de 9.30 a 11.30 horas de lunes a viernes en la terraza del Centro de Servicios Sociales.

La actividad, subvencionada por Obra Social La Caixa y dirigida a los diferentes colectivos con los que se viene trabajando desde dicha delegación y que a su vez se encuentran en situación de desempleo, ha consistido en un curso teórico-práctico donde los participantes han adquirido nociones sobre cómo desarrollar un huerto a pequeña escala pudiendo instalar éste en su propia casa además de conocimientos sobre plantas de interior. Se han impartido clases teóricas sobre plantas, suelo, riego, plagas y enfermedades y se han combinado con la construcción y mantenimiento de un huerto doméstico.

La posibilidad de cultivar nuestras propias verduras en un entorno urbano se está convirtiendo en una necesidad y una demanda social cada vez más presente en nuestras comunidades. La denominada agricultura urbana, se ha impuesto en nuestras ciudades para conseguir una mayor calidad de vida de nuestros habitantes y es una manera de integrar y hacer coexistir el campo y la ciudad.

Los huertos urbanos fomentan las relaciones sociales, impulsan dinámicas positivas de convivencia vecinal, suponen una ocupación del tiempo de personas desempleadas, fomentan la creatividad, incluso aportan un beneficio para la economía doméstica y de salud y una herramienta de educación cívica y de consolidación de una conciencia ambiental. 

Comentarios