viernes 05.03.2021
Lucena Hoy

VÍDEO: A sus 75 años la lucentina Constanza López protagoniza junto a "Los ecoclásicos" la campaña promocional de la fundación Ecovidrio

Constanza López 2
Constanza López en una imagen de la grabación de "Los ecoclásicos"
VÍDEO: A sus 75 años la lucentina Constanza López protagoniza junto a "Los ecoclásicos" la campaña promocional de la fundación Ecovidrio

Nueve personas de entre 75 y 92 años forman “Los ecoclásicos”, un coro senior promovido por Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro encargada del reciclaje de envases vidrio en España, que canta en defensa del medio ambiente. Una de sus componentes es lucentina. 

Se trata de Constanza López. Durante más de veinte años ha sido "la cocinera de los niños de Amara", aunque siempre estuvo interesada por la música. Su hermana, Pepita "La Pintora" fue una gran intérprete de saetas y su cuñado fue el gran cantaor Pedro Lavado. De hecho, fue su sobrina, la cantante Araceli Lavado, profesora y jurado de los concursantes del programa de televisión "Se llama copla" de Canal Sur Televisión y voz de coro en innumerables discos y giras de artistas nacionales de la talla de Rocío Jurado, Isabel Pantoja, David Bustamante, Miguel Bosé, Ketama, Malú, Pastora Soler, Marta Sánchez o Edurne, quien se puso en contacto con ella para proponerle participar en este proyecto.

La idea de Ecovidrio, explican sus impulsores, es concienciar acerca de la importancia de cuidar de La Tierra y de depositar el vidrio en el contenedor verde con música y para ello, el grupo ha reciclado la canción “Antes que ver el sol” de Coti.

Constanza López

La grabación de esta versión solidaria tuvo lugar en diciembre en la residencia de la Fundación Santísima Virgen y San Caledonio (SVSC), dedicada a mejorar la vida de las personas mayores, en Madrid.

Con apoyo de Ecovidrio, los integrantes del coro recibieron clases de canto durante el mes de diciembre para aprender a calentar y modular la voz, a coordinarse entre ellos y a respetar los tiempos. El resultado es un simpático vídeo que ya ha recibido más de 30.000 visionados y en el que Constanza López lleva la "voz cantante", nunca mejor dicho. 

"Fue una maravillosa experiencia, lo pase genial, aunque no es tan fácil como parece al ver el vídeo", asegura Constanza, un torbellino de vitalidad a sus 75 años como queda de manifiesto en la grabación. "Me lo pensé un poco porque la cosa está muy mal para las personas mayores con esto del COVID, tenía que ir en el AVE hasta Madrid, prepararme, aprender la canción... pero ha valido la pena, estuvimos muy bien atendidos en todo momento y me siento muy satisfecha de haber podido poner mi granito de arena en favor del medio ambiente", 

Y es que Constanza lleva también a una ecologista dentro. "Siempre he sido una chica yeye y me ha interesado el medio ambiente", nos cuenta entre risas, y asegura que "el planeta se va a la basura, me da pena de todo lo que se está perdiendo y los mayores ya podemos hacer poco, salvo intentar concienciar a los demás para que nuestros nietos y sus hijos puedan disfrutarlo", afirma.

Una iniciativa solidaria

Además de modificar la letra de la popular canción, Ecovidrio ha impulsado un reto solidario: si el vídeo de los “Ecoclásicos” alcanza el millón de reproducciones, la entidad realizará una donación de 6.000€ a repartir entre la Fundación Lares y la Fundación SVSC, que colaboran en la iniciativa.

El director de Marketing de Ecovidrio, Borja Martiarena, ha explicado en un comunicado que, puesto que las personas de la tercera edad han sido las más perjudicadas por la crisis del coronavirus, han querido homenajear “tanto a los que se han ido”, como a los que siguen para hacerles “partícipes de este proyecto”.

“Ellos fueron los primeros recicladores y gracias a su experiencia y su afán por mantenerse activos, son los mejores embajadores para transmitir a las nuevas generaciones la necesidad de crear un mundo mejor”, ha añadido.

Por su parte, la terapeuta ocupacional de la Fundación SVSC y coordinadora del voluntariado, Carmen Herrador, ha explicado que “la música les sirve como fuente de canalización de sus sentimientos en un año tan complejo para ellos” y que, además,  este tipo de iniciativas les proporcionan “una causa en la que implicarse y sentirse útiles”.