Viernes 19.07.2019

Cultura reitera que no habrá problema para trasladar el horno romano una vez que concluya la excavación

El delegado territorial de Cultura en Córdoba, Francisco Alcalde ha pedido "cautela" hasta que concluyan los trabajos de investigación.

Horno romano encontrado en las obras de la variante norte de Lucena
Horno romano encontrado en las obras de la variante norte de Lucena
Cultura reitera que no habrá problema para trasladar el horno romano una vez que concluya la excavación

El delegado territorial de Cultura en Córdoba, Francisco Alcalde, ha ratificado hoy en Lucena la predisposición de la administración andaluza a acometer el traslado del horno romano aparecido en las obras del trazado de la variante norte de la ciudad, actualmente en ejecución. Alcalde ha indicado que el desmontaje de la estructura de estos restos arqueológicos y su ubicación en otra zona determinada por el ayuntamiento no supondrá ningún problema.

El delegado provincial ha reiterado que los trabajos están aún en curso y no ha finalizado la ejecución de la fase de excavación del único horno aparecido hasta el momento y que estas tareas no han supuesto en ningún momento la paralización de las obras, que siguen si curso con normalidad tras el balizamiento de los 20 metros cuadrados de superficie que ocupan los restos arqueológicos. No obstante, el delegado ha pedido "cautela" hasta que concluyan los trabajos de investigación.

Cabe reseñar que la semana pasada el concejal de Cultura y Patrimonio, Manuel Lara, anticipó que el ayuntamiento de Lucena solicitará a las consejerías de Fomento y Cultura de la Junta de Andalucía el traslado de los restos al recinto alfarero romano de Los Tejares –donde se conservan otros ocho hornos similares– o su conservación "in situ" dotándolo de accesibilidad para permitir su visita, destacando que este hallazgo refrenda una tradición lucentina que se ha mantenido inalterable en el tiempo como es la alfarería y la pieza debe ser conservada como testigo de la misma.

El Arqueólogo Provincial, Alejandro Ibáñez, aseguró a este periódico que –a falta de concluir la excavación y recibir la memoria arqueológica– las alternativas que se barajan son precisamente las de "desmontar el horno y volverlo a colocar en otro lugar, ya sea en el entorno donde apareció o donde se establezca", posibilidad que se considera "factible" y no supondría ningún problema para mantener el trazado la carretera". o bien su conservación "in situ" –posibilidad que podría obligar a una alteración del proyecto de ejecución de la carretera y exigiría calibrar distintas opciones–

La decisión final sobre el futuro de este o cualquier otro hallazgo que pudiese encontrarse en el ámbito de actuación de estas obras se adoptará con posterioridad a la presentación de la memoria de resultados que debe elaborar el arqueólogo que realiza el seguimiento de los trabajos.