miércoles 20.10.2021

El hallazgo del fémur se remonta a la década de los sesenta

El hallazgo del fémur se remonta a la década de los sesenta
El hallazgo del fémur se remonta a la década de los sesenta
.
Pese a lo recogido por algunos medios de comunicación de forma errónea, el fémur de la cueva del Ángel no es un descubrimiento reciente ni está relacionado con las distintas campañas de investigación y excavación realizadas en la Cueva del Ángel. Según confirmó ayer a LucenaHoy el director de las excavaciones y presidente de la Fundación "Cueva y Sima del Ángel", Cecilio Barroso, los restos fosilizados de este hueso fueron encontrados en la sima de la Cueva del Ángel en los años 60 del siglo pasado por un grupo de espeleólogos lucentinos. Lo que se ha hecho en los últimos meses ha sido someter algunas muestras del fémur a examen científico en distintos laboratorios, lo que ha permitido confirmar que los mismos pertenecen a un "Homo Heidelbergensis", antecesor del Neandertal, que habría vivido en este recinto hace más de 300.000 años.

Según Barroso, los restos se corresponderían con parte del fémur de un homínido, tienen unos 15 centímetros de longitud y son propiedad de un particular de Lucena, la persona que los encontró en una de las primeras prospecciones espeleológicas realizadas al interior de la cueva.

El hecho de que el hallazgo no se haya dado a conocer hasta fechas muy recientes se debe a que los restos, pese a su indudable interés, no habían sido estudiados científicamente, algo que si ha ocurrido recientemente durante la visita realizada por el director de la excavación, Cecilio Barroso a Francia.

El arqueólogo indicó que el fémur está “mineralizado” y su antigüedad es “aún mayor que los restos de industria lítica encontrados en la cueva durante los sucesivos años de excavación”. Según Barroso , los resultados del estudio, que seran publicados en las principales revistas científicas en los próximos meses, “permiten indicar que nos encontramos ante los restos óseos de un antepasado del hombre más antiguos encontrados hasta ahora en Andalucía y de una antigüedad similar a los del yacimiento burgalés de Atapuerca”, lo que a su juicio debe suponer un revulsivo para que la Consejería de Cultura se interese más por este yacimiento arqueológico.

"SIN COBRAR UN EURO"
Por otra parte, el director de las distintas campañas de excavaciones realizadas en este yacimiento quiso dejar claro que ni él ni ninguno de los investigadores que durante casi veinte años han venido trabajando en la Cueva del Ángel han cobrado un solo euro por dichos trabajos. Según Barroso "desde 1995 nadie cobra ni ha cobrado por venir, lo han hecho por amistad y por interés científico". Barroso también indicó que las sucesivas campañas de actuación "siempre han estado y estarán abiertas a cualquier lucentino que quiera participar en las mismas, siempre que –como el resto– cuente con la titulación necesaria para ello y lo haga sin cobrar". De esta forma, Barroso contestaba algunas críticas "sobre todo en medios digitales" sobre el coste de estas campañas o la escasa presencia de lucentinos en los equipos de investigación. El investigador aseguró que "merece la pena volvarse con este yacimiento" y lamentó que la Junta no apueste por el mismo "mientras destina 330.000 a una excavación de tres años –veinte días por año a 110.000 euros– en el yacimiento de Orce".
.
.
Nota Redacción: Desde estas líneas queremos expresar públicamente nuestro total apoyo a Cecilio Barroso y su equipo durante todos estos años por su generoso esfuerzo, que solo empezará a tener el fruto merecido cuando las distintas administraciones apuesten decididamente y sin fisuras por este yacimiento arqueológico. No obstante, somos conscientes de que al menos una parte de esas críticas a las que ayer se refería el director de la excavación se han realizado en nuestro medio. En este sentido hemos de indicar que en una sociedad plural caben todas las opiniones y este medio permite –a través de los comentarios, anónimos o no– que los ciudadanos puedan expresar su opinión dentro de un orden, sin faltar el respeto a nadie y sujetos a una función de moderación, algo de lo que estamos especialmente orgullosos. Otros compañeros que han señalado a "algunos periódicos digitales" como diana de las críticas de Barroso no ofrecen esta posibilidad. Si lo hicieran también recogerían este tipo de opiniones, unas, la mayoría a favor, otras, las menos, en contra.
.
a lucenacentro1 copia 2

.
.