Viernes 28.02.2020
Lucena Hoy

SOCIEDAD

La asociación lucentina "Acuarela de Barrios" es galardonada por la Fundación Caja Rural del Sur por su excelencia en "acción social solidaria"

Autoridades y premiados en esta edición, entre ellos, Ana Franco, directora e Acuarela de Barrios
Autoridades y premiados en esta edición, entre ellos, Ana Franco, directora e Acuarela de Barrios
La asociación lucentina "Acuarela de Barrios" es galardonada por la Fundación Caja Rural del Sur por su excelencia en "acción social solidaria"

La Fundación Acuarela de Barrios de Lucena fue el pasado jueves una de las entidades y colectivos galadornados en los IX Premios Ricardo López Crespo, que anualmente convoca la Fundación Caja Rural del Sur con el fin de distinguir y reconocer las mejores iniciativas en materias como proyectos de I+D+i en el ámbito de la actividad agroalimentaria, acción social solidaria, recuperación del patrimonio histórico-artístico provincial, iniciativas empresariales promovidas por jóvenes emprendedores, así como el mejor expediente académico de grado en los alumnos de la Universidad de Córdoba.

El acto, celebrado en el Círculo de la Amistad de Córdoba, contó con la presencia del Presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios Álvarez, el vicepresidente segundo de la entidad, Emilio Ponce, Director de la Fundación, además de una amplia representación de distintas autoridades políticas, económicas, colectivos sociales y solidarios de la provincia de Córdoba, entre ellas el alcalde de Lucena, Juan Pérez, y la edil de Servicios Sociales, Carmen Gallardo, que acompañaron a Ana María Franco, directora de la Fundación Acuarela de Barrios de Lucena, un colectivo que desde el año 2013 trabaja con menores en riesgo de exclusión social. Acuarela de Barrios recibió el premio en la categoría de "Acción social solidaria Hermano Bonifacio".

Acuarela de Barrios

En el acto de entrega de los premios, el presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios en su intervención destacó el mérito de los premiados que representa a su juicio “la excelencia personificada en trabajos de investigación, en esfuerzo académico, en emprendimiento, en acción social y, evidentemente, en ese compromiso que se debe tener con el entorno, en este caso con la restauración del patrimonio” y los cinco premiados cumplen perfectamente los criterios de la excelencia”. En este sentido, García-Palacios incidió en que “hoy en Córdoba debemos estar muy orgullosos de contar con instituciones, personas o empresas tan comprometidas con el desarrollo de la provincia”.

Junto a la asociación lucentina, fueron premiados la restauración de la ermita de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Bujalance; la empresa Invepat Go SL y el estudio ‘Uso de tocoferoles e hidrocarburos alifáticos en la detección de fraude por mezcla de aceite de oliva con otros aceites vegetales de inferior calidad’.

Además se han entregado dos accésits, uno en la categoría de Iniciativas Empresariales promovidas por jóvenes emprendedores a la empresa Piensos y Mascotas SL, y otro, de la categoría de Acción Social Solidaria, a Acoare (Asociación Cordobesa de Pacientes con Artritis Reumatoide). El premio al mejor expediente académico ha sido para María Tienda, de la Facultad de Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales.

Los premios están dotados económicamente con 4.000 euros en cada una de las categorías, además de recibir cada premiado también una estatuilla diseñada en especial para estos galardones por la Fundación Caja Rural del Sur.