viernes 18.09.2020
Lucena Hoy

EDUCACIÓN

GALERÍA: La incertidumbre y el intento de los centros de blindarse frente al COVID19 marcan la difícil vuelta a las aulas en los institutos de Lucena

El curso se moverá entre la presencialidad total de una parte del alumnado y la semipresencialidad del resto.
Filas de alumnos entrando al IES Sierra de Aras esta mañana
Filas de alumnos entrando al IES Sierra de Aras esta mañana
GALERÍA: La incertidumbre y el intento de los centros de blindarse frente al COVID19 marcan la difícil vuelta a las aulas en los institutos de Lucena

Esta mañana han vuelto a las aulas en Andalucía, tras más de seis meses, los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), Bachillerato, Ciclos Formativos, Formación Profesional Básica, Educación Permanente de Adultos y Artísticas Elementales y profesionales.

En Lucena son 3.670 alumnos los que se irán incorporando a los distintos centros a lo largo de la semana, en un inicio de curso viene marcado –como no podía ser de otra manera– por la incertidumbre y la incidencia del coronavirus, que ha obligado a los equipos directivos a diseñar y rediseñar durante los últimos meses la organización interna de sus centros para un año en el que se apuesta por la presencialidad total de una parte del alumnado y la semipresencialidad del resto.

La vuelta a los institutos ha deparado imágenes similares a las de otros años: los típicos corrillos de alumnos a las puertas de los centros, el nerviosismo del profesorado para recibirles; pero también elementos nuevos en el ámbito docente como el omnipresente gel hidroalcohólico, el uso de las mascarillas y el soniquete del profesorado pidiendo a los alumnos el mantenimiento de una distancia de seguridad. 

Los institutos han aprovechado la posibilidad brindada por la administración educativa de escalonar la entrada a clase durante los cuatro días de la semana, aunque de forma diferenciada. Mientras que en centros como el IES Sierra de Aras la totalidad del alumnado ha pasado ya por sus clases en diferentes horarios a lo largo de mañana, en otros institutos como el Juan de Aréjula, cada día de la semana serán grupos diferentes los que conozcan su nuevo espacio de trabajo y las normas por las que se regirá el curso más complicado de los últimos tiempos.

Para los cursos de primero y segundo de Educación Secundaria, el curso será íntegramente presencial. No obstante, los centros educativos podrán agrupar las distintas asignaturas en ámbitos de conocimiento en función de la habilitación del profesorado disponible como medida para limitar el número de profesores que entran en contacto con los distintos grupos de alumnos y la dotación de algunos profesores extra como "apoyo COVID" permitirá algunos desdobles.

Para el alumnado que curse tercero y cuarto de ESO, Bachillerato, Formación Profesional Inicial y Enseñanzas de Régimen Especial, los centros docentes podrán establecer, en el marco de su autonomía pedagógica y organizativa, medidas que permitan la asistencia del alumnado de forma presencial, sincrónica (una parte del alumnado está en las aulas y la otra parte siguiendo las clases de forma telemática) o semipresencial en las diferentes asignaturas, materias, ámbitos o módulos profesionales.

En todos los casos el objetivo es intentar que la ratio máxima de 30 alumnos por aula sea una excepción y los grupos sean más reducidos, aunque algunos de los directores con los que hemos hablado reconocen que "los centros son como son" y el mantenimiento de la distancia interpersonales en las aulas será en muchos casos una batalla difícil de ganar.

Pese a todo el esfuerzo está hecho y tiene forma de nuevas puertas de acceso diferenciadas por niveles educativos, pasillos y zonas comunes perfectamente señalizados estableciendo la rutas más cortas y seguras entre la calle y el aula, espacios comunes habilitados como zonas docentes para facilitar desdobles o incremento del personal de limpieza y desinfección permanente.

En los próximos días nos iremos acercando a la realidad de cada centro de forma individualizada, hoy nos quedamos con el llamamiento a la tranquilidad que hacen directores y profesores tanto al alumnado como a los padres.

El nuevo curso será una aventura no exenta de sobresaltos puntuales en forma de "positivos" y cuarentenas, pero eso forma ya parte de esa "nueva realidad" a la que se enfrenta el conjunto de la comunidad educativa en un curso que, como otros ámbitos de la vida económica y social, llega rodeado de más incertidumbres que certezas.

Les dejamos algunas fotos de este inicio de curso. 

IMG_9681

IMG_9693

IMG_9696

IMG_9700

IMG_9702

IMG_9704

IMG_9709

IMG_9716

IMG_9718

IMG_9676

IMG_9732

IMG_9739

IMG_9741