sábado 31.07.2021

LA CONCEJAL DE FIESTAS HA ANUNCIADO LA INTENCIóN DE TRASLADAR LA CASETA AL NUEVO RECINTO PARA EL PRóXIMO AñO

Morales hace un balance "muy positivo" de la Feria del Valle y defiende los grandes conciertos en la Caseta Municipal

Especial relevancia ha tenido para la edil de Fiestas la excelente acogida brindada a la zona de 'feria de día', logrando recuperar el público de la feria desde horas más tempranas

mar morales y adame
Mar Morales y Francisco Adame, en la rueda de prensa
Morales hace un balance "muy positivo" de la Feria del Valle y defiende los grandes conciertos en la Caseta Municipal

El ayuntamiento espera que de cara a la próxima Feria del Valle pueda ubicarse en el nuevo recinto ferial la Caseta Municipal. Así lo ha asegurado hoy la concejal de Fiestas, Mar Morales, durante su comparecencia ante los medios de comunicación, en la que ha hecho un balance "muy positivo" de la feria que acaba de concluir. 

Especial relevancia ha tenido para la edil de Fiestas la excelente acogida brindada a la zona de 'feria de día', logrando recuperar el público de la feria desde horas más tempranas, algo que no sucedía desde hace varios años. Para el próximo año se mantendrá esta apuesta, con mejoras como la ampliación de las zonas entoldadas.

Respecto a la 'zona joven sin alcohol' Morales se ha mostrado satisfecha del resultado de la misma, si bien reconocía que la asistencia de público joven ha sido desigual, aspecto que se pretende mejorar de cara al próximo año con la introducción de nuevas actividades que hagan esta propuesta aún más atractiva para ese sector de la juventud que, por edad, aún no puede entrar en las casetas, y que se veía abocado al "botellón" como única alternativa. Respecto a este último, Morales ha destacado el excelente comportamiento de los jóvenes, disolviéndose el mismo a las tres de la madrugada, como estaba previsto, sin ningún tipo de altercado.

FALTA DE AFORO EN LA CASETA MUNICIPAL

También se ha referido la edil de Fiestas a la polémica suscitada por la falta de aforo de la Caseta Municipal para los conciertos principales, que obligó a cerrar las puertas de la caseta, impidiendo la entrada a un buen número de ciudadanos, provocándose incluso algunas caídas a la entrada del concierto de Andy & Lucas. Según Morales, "la caseta, como cualquier otro recinto cerrado, tiene un aforo, que es necesario cumplir por razones de seguridad, y que debe garantizar el desalojo de la misma en un minuto". La responsable municipal ha indicado que el personal de puertas realizaba un conteo del público que iba entrando y las puertas se cerraron provisionalmente al cubrirse el aforo, cifrado en 1.600 personas, aunque volvieron a abrirse una vez iniciado el concierto "tanto para que saliesen quienes habían entrado para ver un par de canciones, como para que pudiesen acceder quienes habían quedado fuera, permaneciendo posteriormente abiertas".  

Sobre la posibilidad de ubicar estos conciertos en otro recinto Morales esgrimió tres razones para no hacerlo. Según la concejal los gastos de producción de cualquiera de estos conciertos en el auditorio o plaza de toros se multiplicarían y no están al alcance de un presupuesto que no ha crecido en cinco años. De otra parte, se refirió a que estos conciertos que llenan la Caseta Municipal quedarían desdibujados en recintos con un aforo mucho más elevado, por lo que los propios representantes de los artistas recomiendan su ubicación en la Caseta. Por último señaló que "hace unos años era casi imposible encontrar a quien se quedara con la repostería de la Caseta porque no iba nadie, mientras que ahora, gracias al esfuerzo de la Cofradía de Humillación y Servitas y del ayuntamiento durante los últimos años, se ha convertido en un "punto de encuentro", gracias, entre otras cuestiones, a este tipo de conciertos, por lo que no parece razonable eliminarlos de su programación, cuando constituyen uno de sus principales atractivos.

En otro orden de cosas, Morales ha destacado la actitud de los miles de lucentinos y lucentinas que han pasado por el recinto ferial, destacando que no se ha producido ningún incidente destacable. En este sentido, el concejal de Seguridad Ciudadana, Fran Adame, manifestaba que durante la feria ha habido entre 14 a 18 policías locales por turno, llegando a los 20 en momentos puntuales, y de 4 a 6 policías nacionales en labores de vigilancia y prevención.

Finalmente la concejal se refirió a la ubicación del "día del niño" en el marco de la feria, señalando que "hasta hace tres años era el primer día de feria porque el colegio no empezaba hasta el día 15". Morales se ha mostrado dispuesta a estudiar otras alternativas pero considera que la actual es la más idónea, ya que la experiencia de este año, con el reparto de 15.000 tickets de descuento a través de establecimientos comerciales para utilizar las atracciones a medio día no ha surtido el efecto deseado.

Mar Morales indicó que la delegación de Fiestas ha recogido propuestas por parte de los lucentinos/as que se podrán llevar a cabo en la medida de lo posible porque “siempre es posible mejorar”.

CRITICAS DE VICENTE DALDA

Morales daba respuesta a las críticas vertidas ayer sobre la feria del Valle por Vicente Dalda, portavoz de Entre [email protected] sí se puede. Dalda manifestó en un tono "constructivo" que, pese a que esta feria se ha notado "una mayor afluencia de público y alegría en el gasto y una buena organización de la nueva zona de casetas, existen muchas oportunidades de mejora", refiriéndose a la necesidad de una mejor coordinación de la programación, el estudio de una nueva ubicación para el día del Niño, para evitar que, como este año, se celebre en la noche anterior a la entrada de los niños al colegio –para lo que sugirió la posibilidad de celebrarlo en alguno de los días grandes de feria, por la mañana– o la organización de los conciertos "pagados con dinero de todos para aforos muy pequeños".