lunes 29.11.2021

Siete letrados del Colegio de Lucena reciben la Medalla al Mérito en el Servicio a la Abogacía (fotos)

Siete letrados del Colegio de Lucena reciben la Medalla al Mérito en el Servicio a la Abogacía (fotos)
Siete letrados del Colegio de Lucena reciben la Medalla al Mérito en el Servicio a la Abogacía (fotos)

.

El Colegio de Abogados de Lucena celebró este sábado su fiesta anual cuyo acto central se desarrolló en el Palacio Erisana, a partir de las once en punto de la mañana. La ceremonia incluyó la jura de nuevos letrados, la entrega de diplomas a los miembros de la corporación que han cumplido veinticinco años incorporados y la imposición de la Medalla al Mérito en el Servicio a la Abogacía a los componentes de la junta de gobierno de la citada institución, a excepción del decano, y al director de la revista Considerando.

El decano de la congregación, Juan González Palma destacó la 'extrema amabilidad' del Padrino de Honor de los jurandos, Santiago Muñoz Machado, y la 'inmensa fortuna' del Colegio de Abogados de Lucena por su presencia. 'Un jurista comprometido con su país, con la libertad y que practica la tolerancia con el discrepante', añadió. Antes de cederle el uso de la palabra al catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense de Madrid, González Palma recordó la figura de Nelson Mandela y manifestó que el Colegio de Abogados le rendía, en este sábado, un público homenaje.

Santiago Muñoz Machado, académico numerario de las reales academias de Ciencias Morales y Políticas y de la Lengua Española, subrayó la solemnidad de la cita, cualidad que en algunas partes del territorio español 'se ha perdido o achicado'.

El intelectual cordobés reconoció que su condición de padrino era un 'grave compromiso' puesto que lo situaba como 'referente'. Apostó por la 'pulcritud, corrección y éxito' apadrinados' y los alertó que, en la práctica de su profesión, estarán 'al borde del precipicio, entre la desconsideración y la crítica'.

Posteriormente, expuso, minuciosamente, lecciones de Historia del Derecho y bibliografía sobre el oficio de los letrados. Por otro lado, evocó a Victoria Kent, la primera mujer que ejerció como abogada ante unos tribunales. Finalmente, disertó sobre la prelación de fuentes, el canon del abogado perfecto, la proliferación de citas inútiles, el equilibrio en los recursos y citas, las bases de datos electrónicas y la cortesía, la elocuencia y el análisis correcto de los antecedentes. 'El abogado perfecto ha de seguir los valores y principios de la Constitución, como la libertad y la igualdad', acabó.

Los licenciados en Derecho que pronunciaron el juramento o promesa preceptivo fueron los siguientes: Gema Bermúdez Collado, Juan Carlos Gómez González, Ana Belén Jurado Jiménez, Joaquín Ruiz de Castroviejo Delgado, María del Pilar González García, Pedro José Santiago Muñoz, Jorge Ochando Alcalde, Raúl Campaña López, Encarnación Ortiz Sánchez, Jorge María Zapata Pedreño, María del Carmen García Sicilia, John Napolitano y Pierluigi Guglielmotti.

Seguidamente, y ante una nutrida presencia de autoridades colegiales, judiciales, fiscales, académicas, institucionales y políticas, el decano del Colegio de Abogados de Lucena, Juan González Palma, impuso, en representación del presidente del Consejo General de la Abogacía Española, Carlos Carnicer, las medallas al Mérito en el Servicio a la Abogacía a los miembros de la junta de gobierno colegial: Diego Chacón, Manuel Egea, Francisco José Marín, Jesús López de Ahumada, José Granados y Juan Carlos Beato, y al director de la revista Considerando, José María Morillo-Velarde.

En fecha de 11 de enero de 2013, el decano elevó propuesta al CGAE promoviendo la incoación de expediente para la aprobación de la concesión, que, finalmente, se produjo por unanimidad.

El decano emérito del Colegio de Abogados de Málaga y miembro del CGAE, Nielson Sánchez Stewart, designado para emitir la laudatio, resaltó la 'generosidad inusual' de los distinguidos tanto como abogados como en sus respectivas funciones en el Colegio de Abogados de Lucena. Sánchez Stewart abundó en 'el tino, la modestia y la discreción' de la abogacía, 'la profesión más bonita y hermosa del mundo, aunque no la más fácil'. El interviniente indicó que desde el Antiguo Egipto ya se efectuaban las condecoraciones oportunas, insistió en las cualidades de 'un puñado de extraordinarios ciudadanos, un equipo de personas altruistas' y se refirió a cada uno de ellos individualmente.

Posteriormente, el diputado primero del Colegio de Abogados de Lucena, Diego Chacón Morales, respondió, como portavoz de los siete condecorados, a la laudatio. Chacón citó la entrega, la lealtad, la energía y el trabajo en favor de la abogacía como causas justificantes de las medallas. 'Nos comprometen aún más con la abogacía'. Antes de concluir, agradeció el apoyo a las familias, a los allegados y, muy especialmente, al 'inconmensurable decano', 'motor de alta cilindrada', al que adjetivó como 'el forjador de las medallas'. El decano se sintió 'inmensamente premiado' con los acontecimientos sucedidos y rechazó tajantemente cualquier distinción para él.

Durante la audiencia pública, recogieron un diploma acreditativo de sus veinticinco años incorporados ininterrumpidamente al Colegio de Abogados, los colegiados no ejercientes José Amador Cebrián Ramírez, María de la Sierra Salamanca Mesa y Julián Pérez Molinero; y los ejercientes Gabriel Campos Prieto e Ignacio Navarro Salinas. El acto contó con las voces de la Escolanía de la Escuela Municipal de Música y Danza de Lucena, dirigida por Oksana Antoniak.
MANUEL GONZÁLEZ

.

 

Comentarios