sábado 11.07.2020
Lucena Hoy

AYUDA A DOMICILIO

Consenso casi total entre los grupos políticos municipales para incrementar un 2,5% el salario de la plantilla del servicio de ayuda a domicilio

Manifestación en el pleno de la plantilla de ayuda a domicilio hace unos meses. Archivo
Manifestación en el pleno de la plantilla de ayuda a domicilio hace unos meses. Archivo
Consenso casi total entre los grupos políticos municipales para incrementar un 2,5% el salario de la plantilla del servicio de ayuda a domicilio

Todos los grupos políticos municipales –salvo IUCA, que mantiene su apuesta por la municipalización– han alcanzado ya un acuerdo sobre el pliego del servicio de ayuda a domicilio, que podría pasar por el pleno para su aprobación en el presente mes de junio.

La concejala de Servicios Sociales, Carmen Gallardo, ha explicado hoy en rueda de prensa que "el consenso es definitivo entre todos los grupos y el pliego incluirá un incremento salarial del 2,5%, aún a riesgo de que pueda ser impugnado, siempre que no haya reparos por parte de los servicios municipales".

La edil socialista indicó que el acuerdo va a ser sometido ahora al dictamen de la Secretaría y la Intervención municipal, que hasta ahora se han venido manifestando en contra de la inclusión de cláusulas de incremento salarial, que podrían provocar una nueva impugnación del concurso. Además, no se ha descartado buscar un dictamen jurídico externo, antes de proceder a la aprobación del documento, que tomará como referencia en modelo de pliego elaborado hace unos meses.

No ha querido manifestarse la edil lucentina sobre las restantes pretensiones de la plantilla que presta el servicio, relativas a la estabilidad de la plantilla, el complemento por baja por enfermedad o los descansos de 15 minutos por cada bloque de cuatro horas trabajadas, que pueden tener un peor encaje en el pliego final, habida cuenta de las dificultades para que el ayuntamiento imponga a la futura adjudicataria mejoras que exceden la legislación laboral vigente.

Carmen Gallardo ha explicado que el principal problema es que el precio de 13 euros fijado por la Junta de Andalucía para estos servicios es claramente insuficiente y deficitario para las empresas, por lo que las empresas del sector han optado por bloquear e impugnar cualquier concurso público basado en dicho precio de referencia para presionar a la administración andaluza a un incremento del mismo.

Así, caso de salir adelante la mejora salarial que propondrá el pliego, será el ayuntamiento de Lucena quien asuma la subida.