Viernes 19.07.2019
Lucena Hoy

RESPUESTA A LAS DECLARACIONES DE VICENTE DALDA

El alcalde afirma que aceptar la petición de los feriantes "es la mejor solución para evitar cualquier conflicto"

El alcalde contestaba, sobre el asunto de la Playa de Jauja, apuntando que “nosotros no habíamos detectado que una de las cláusulas del pliego establecía que cualquier modificación en la actuación era responsabilidad del contratista, salvo que lo autorizara el órgano que aprobó el proyecto”, en este caso el Ayuntamiento

Juan Pérez, alcalde de lucena.
Juan Pérez, alcalde de lucena.
El alcalde afirma que aceptar la petición de los feriantes "es la mejor solución para evitar cualquier conflicto"

El regidor local, Juan Pérez, replicó en la mañana de este martes a las manifestaciones que vertió Vicente Dalda, portavoz de Andalucía Entre Todos Lucena, en las que le acusó de “anteponer los intereses de los feriantes a los de los vecinos” al consentir la solicitud de los mencionados empresarios de posponer el traslado de las atracciones y demás puestos al nuevo recinto. El alcalde recalcó que el Ayuntamiento “ha hecho un esfuerzo importante y recurrente” para finalizar las obras de urbanización de dicha zona, expuso que el motivo invocado por los feriantes es la imposibilidad temporal de efectuar la distribución de las parcelas y señaló que “en todo momento hemos obrado pensando que era la mejor solución para evitar cualquier conflicto innecesario”.

Pérez ponderó la insistencia de la concejala de Fiestas, María del Mar Morales, para que los trabajos en el nuevo recinto ferial acabasen cuanto antes ya que “en todas las reuniones del equipo de gobierno” se lo recordaba a los demás ediles. “Era un compromiso de ella con los feriantes, quería que llegásemos a septiembre”, indicó, al tiempo que aseveró que, a fecha de hoy, “el recinto ferial está concluido y todos los matices resueltos”.

En todo momento, reiteró que, como se transmitió en una reunión entre la Asociación de Empresarios Feriantes de Córdoba y los delegados de Fiestas y Obras y Servicios Operativos, los empresarios del sector “nos pidieron aplazar la modificación porque les resultaba imposible conocer los metros que exactamente necesita cada uno y como los pueden ubicar”. Juan Pérez reconoció que los feriantes disponían previamente de los planos del nuevo recinto, pero, añadió, que ellos “prefieren hacer la distribución in situ”.

Juan Pérez admitió que, en principio, esta resolución “no le agrada” cuando se la comunicó la concejala de Fiestas. “No a mí ni a nadie, la idea y la ilusión era poder llegar a utilizar ese espacio”, indicaba. En su intervención, aseguró que confía en Ángel Cristo, presidente de la Asociación de Empresarios Feriantes de Córdoba, porque siempre le ha demostrado “lealtad”.

“Nos quedaban dos caminos, forzar una situación que iba a llevar a un conflicto y a no poder resolver nada o, por el contrario, mantener el clima de cordialidad y de trabajo de cooperación entre feriantes y Ayuntamiento”, simplificó el alcalde, quien sostuvo que “esperar una feria más a la nueva ubicación, no creo que sea un desastre”.

En todo caso, negó que se haya optado por el camino más fácil, sino por el más conveniente y puntualizó que los feriantes, por escrito, han reflejado “que esta situación es coyuntural y que el año que viene se procederá al cambio de emplazamiento”. Por último, expresó que esta determinación “incluso puede venir bien para plantearnos otro tipo de cuestiones como llevar la Caseta Municipal al nuevo recinto, bien estable o de forma provisional, para lo que habría que añadir una  partida en el presupuesto del año que viene”.

ABONO DEL SOBRECOSTE DE LA PLAYA DE JAUJA

De igual forma, a preguntas de los medios de comunicación, Juan Pérez también se pronunció sobre las consecuencias de los trabajos que se han ejecutado en la Playa de Jauja sin que estuvieran contemplados en el proyecto inicial. Vicente Dalda calificó de “ilegal” el pago de los 40.473,08 euros derivados de un “sobrecosto” y que la Corporación aprobó en sesión plenaria.

El alcalde contestaba apuntando que “nosotros no habíamos detectado que una de las cláusulas del pliego establecía que cualquier modificación en la actuación era responsabilidad del contratista, salvo que lo autorizara el órgano que aprobó el proyecto”, en este caso el Ayuntamiento. Pérez desveló que fue un técnico del Consistorio quien alertó de esta obligación, con posterioridad al plácet del Pleno. “Surgen este nuevo elemento, se ha pedido informa a la arquitecta municipal, de esta y otras cuestiones, y, finalmente, la Secretaría del Ayuntamiento, emitirá el documento preceptivo”, explicó antes de puntualizar que “mientras no se conozca ese informe no se podrá abonar” la cantidad en cuestión a la empresa Construcciones y Contratas Cabello SL.