miércoles 21.10.2020
Lucena Hoy

LUDOPATÍA

VÍDEO: ALSUBJER entregará al ayuntamiento un millar de firmas para que no se abran nuevos salones de juego

El colectivo de jugadores en rehabilitación asegura que la adicción al juego va en aumento en Lucena y pide al ayuntamiento medidas para su control.
Juan Redondo y Juan Chacón, secretario y presidente de Alsubjer
Juan Redondo y Juan Chacón, secretario y presidente de Alsubjer
VÍDEO: ALSUBJER entregará al ayuntamiento un millar de firmas para que no se abran nuevos salones de juego
La asociación lucentina de jugadores en rehabilitación Alsubjer entregará en los próximos días alrededor de un millar de firmas solicitando al ayuntamiento de Lucena que no otorgue nuevas licencias de apertura para establecimientos de juego. El presidente de este colectivo, Juan Chacón, ha mostrado hoy su satisfacción por la propuesta de IU para que el consistorio lucentino establezca una moratoria de un año en la autorización de este tipo de salones, que, caso de ser aprobada por el pleno, podría suponer la imposibilidad de que abra sus puertas un negocio de este tipo en la calle Juan Valera, cuyas obras están actualmente paralizadas a la espera de completar un trámite administrativo. Según Chacón "este salón de juego no se puede abrir", dado que "la oferta de oferta de ocio y juego está sobredimensionada en Lucena" y este tipo de empresas "solo traen la ruina económica para muchas familias y problemas de delincuencia, judiciales y sociales". Según el presidente de Alsubjer, "con los cuatro salones de juego que ya hay en Lucena es más que suficiente".

Por su parte Juan Redondo, secretario de esta asociación de lucha contra la ludopatía ha asegurado que el perfil del jugador patológico en Lucena ha rejuvenecido y, si hace unos años era el de una persona de 35 a 40 años adicto al juego presencial en máquinas tragaperras hoy es el de un joven de 20 a 35 años adicto a todo tipo de juego e incluso a adicciones a sustancias como el alcohol o la cocaína, "un enfermo que en la mayoría de lo casos origina una desestructuración de la unidad familiar como consecuencia de los problemas económicos, que derivan en problemas de convivencia y en que las familias dejen de vivir su propia vida para vivir la del adicto".

Según Redondo, en Lucena se han triplicado en pocos años los casos de adicción al juego. Solo Alsubjer atiende en estos momentos a más de 60 ludópatas en rehabilitación y a 85 familiares, aunque son otros muchos los que reciben tratamiento en colectivos como Proyecto Hombre o la Unidad de Adicciones del Centro de Salud.

Por todo ello, Alsubjer solicita al ayuntamiento que no se permita la apertura de más salones de juego en la localidad, que estos locales se ubiquen a más de 500 metros de centros educativos, que se establezcan horarios de apertura y cierre más restrictivos y no se permitan la actividad en horas lectivas, el control riguroso del acceso de menores y "autoprohibidos", una mayor vigilancia policial de estas actividades o la limitación de este tipo de establecimientos de cara al futuro, para evitar su proliferación en el futuro.