jueves 30.06.2022
Lucena Hoy

EDUCACIÓN

El AMPA del colegio público "El Valle" exige a Educación el mantenimiento de las dos líneas del centro y anuncia movilizaciones

María José Muñoz, presidenta del AMPA, señala que esta decisión de Educación va contra lo pactado en el seno del Consejo Escolar Municipal, en el que se acordó que ninguno de los centros de mayor tamaño estuviese por debajo de las dos líneas y supone una importante pérdida de recursos para el centro.
valle
Un grupo de alumnos se dirige a las clases en el colegio El Valle. Archivo
El AMPA del colegio público "El Valle" exige a Educación el mantenimiento de las dos líneas del centro y anuncia movilizaciones

El AMPA del colegio publico Virgen del Valle pondrá en marcha distintas movilizaciones para intentar que Educación mantenga las dos líneas con las que ha contado centro durante el actual curso lectivo.

Ha sido tras la conclusión del proceso de escolarización cuando la comunidad educativa ha tenido conocimiento de la decisión de la Consejería de eliminar una de las dos líneas del centro, a la vista de las 25 solicitudes recibidas para Infantil de 3 años durante dicho proceso y a pesar de que, con posterioridad, se ha recibido alguna petición más, que ya ha sido derivada a otros colegios.

María José Muñoz, presidenta del AMPA, señala que esta decisión de Educación va contra lo pactado en el seno del Consejo Escolar Municipal, en el que se acordó que ninguno de los centros de mayor tamaño estuviese por debajo de las dos líneas y todos ofertasen por tanto 50 plazas. La realidad es que el mayor número de peticiones en los otros dos colegios de la zona, Araceli y Al-Yussana, ha determinado que, superadas las 50 vacantes en ambos, la Consejería haya creado una unidad extra en cada centro, antes de cubrir las plazas libres del Valle. 

Desde el AMPA entienden que en los últimos cursos, la Delegación está perpetuando en nuestra localidad una Escuela Pública basada "en la ley de la oferta y la demanda y no en la calidad de la educación, la igualdad y la salvaguardia de los recursos entre centros públicos con historia y recursos similares antaño".

Señala María José Muñoz que la pérdida de una línea escolar no solo supone llegar al tope máximo de la ratio por clase –25 alumnos– sino también a la perdida de los recursos adscritos a esa línea, como es el caso de un profesor de apoyo, afectando al conjunto del centro. Además no se tiene en cuenta que este centro cuenta con un elevado número de alumnos con necesidades especiales, por lo que la falta de recursos se traducirá también en una menor atención a estos escolares. 

El AMPA ha mantenido ya dos reuniones con la delegación, una a nivel técnico y otra con la propia delegada territorial, Inmaculada Troncoso, aunque se han saldado con un resultado infructuoso. "La delegación entiende el problema y las repercusiones pero es simplemente una cuestión de número", sostiene el AMPA, por lo que anuncian el inicio de las movilizaciones, que podría traducirse la semana próxima en una manifestación. 

"Todas las AMPAS sabemos por la comisión de escolarización que la previsión de admisión para 2023/24 es de 50 alumnos menos, por lo que entendemos que otros centros se verán afectados de esta situación y competición a la que nos está conduciendo la Delegación", señalan desde el AMPA del Valle, considerando que "sería más lógico el reparto del alumnado de acuerdo a cada zona y sus recursos, atendiendo a las peticiones de los padres, pero cuidando también la situación en la que se quedan los centros". 

JUAN PÉREZ APOYA EL MANTENIMIENTO DE LA SEGUNDA LÍNEA

El alcalde de Lucena, Juan Pérez, ha mostrado hoy su apoyo al AMPA de este centro, manteniendo que esta decisión de la Junta se enmarca en la política de recortes en servicios básicos como la educación o la sanidad.

Juan Pérez ha lamentado que desde Educación no se haya tenido en cuenta la decisión de consenso adoptada por el Consejo Escolar Municipal para que todos los centros de esta zona de influencia mantuvieran al menos dos líneas. Según Pérez un número de preinscripciones que el año pasado sirvió para mantener dos líneas, sirve ahora para eliminar una de ellas, sin entrar a valorar la existencia de cinco o seis niños con necesidades especiales entre los que han realizado la preinscripción, frente a los dos o tres que suelen ser la media.