Jueves 25.04.2019
Lucena Hoy

Apenas 15 personas secundan una concentración ciudadana en defensa de pensiones dignas precedida por la polémica

Asistentes a la concentración en la Plaza Nueva
Asistentes a la concentración en la Plaza Nueva
Apenas 15 personas secundan una concentración ciudadana en defensa de pensiones dignas precedida por la polémica

Apenas quince personas han secundado este sábado en la Plaza Nueva la concentración ciudadana en defensa de unas pensiones dignas convocada desde distintas formaciones de izquierdas en Lucena, coincidiendo con las movilizaciones programadas para este 2 de febrero en numerosas ciudades españolas por la 'Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones'.

La manifestación ha venido precedida de polémica, toda vez que la convocatoria en nuestra ciudad ha sido lanzada al margen de la Plataforma Cívica en Defensa del Sistema Público de Pensiones de Lucena, que en una nota de prensa ha acusado a las formaciones políticas locales Andalucía entre todos/as y "un sector de Podemos" de "suplantar" a  este colectivo con fines electoralistas, "utilizando el logotipo y cartelería de la Coordinadora Estatal para su difusión en las redes sociales e incurriendo en un delito de suplantación" por lo que esta organización se reserva "el derecho a emprender acciones legales" acusando a las formaciones antes mencionadas de "querer marcar ahora la hoja de ruta de esta plataforma a escasos meses de las elecciones municipales".

En nombre de los asistentes, Pedro Navarro, portavoz de Podemos Lucena, señalaba que "nos hemos limitado a secundar la llamada de la Coordinadora de Córdoba, utilizando el cartel general de todos los municipios al no convocar la coordinadora local". Según Navarro "aquí hay gente de Izquierda Unida, de Podemos, de Stop Desahucios y de otros colectivos, pero no estamos defendiendo banderas ni colores políticos sino el derecho de todos los lucentinos a dejar de cobrar salarios de miseria y recibir unas pensiones dignas".

Navarro señaló que el objetivo es "conseguir que en un máximo de dos años la pensión mínima se sitúe en 1080 €, que las pensiones estén garantizadas por la Constitución y no a expensas de la decisión de este o aquel partido político" y que no se produzcan situaciones como las actuales "de personas que tras 40 años de trabajo se encuentran con una pensión de 600 o 700 euros con la que es imposible vivir con dignidad".