viernes 04.12.2020
Lucena Hoy

ORDENANZAS MUNICIPALES

PSOE y Ciudadanos sacan adelante un primer paquete de ordenanzas fiscales para el año 2021 marcadas por la "moderación", según el alcalde, Juan Pérez 

El Ayuntamiento celebrará la próxima semana un nueva sesión plenaria para completar la aprobación del resto de ordenanzas con una estimación en la rebaja fiscal de 200.000 euros. 

Ayuntamiento de Lucena
Ayuntamiento de Lucena
PSOE y Ciudadanos sacan adelante un primer paquete de ordenanzas fiscales para el año 2021 marcadas por la "moderación", según el alcalde, Juan Pérez 

El Pleno del Ayuntamiento de Lucena aprobó anoche sólo una parte de la propuesta de Ordenanzas Municipales para el año 2021 al quedar aplazada para una próxima sesión plenaria extraordinaria el debate de la mayor parte de la propuesta de tasas, al carecer las mismas –debido a la premura de tiempo– del preceptivo informe jurídico del Secretario de la Corporación, que incluso puso en duda la viabilidad de algunas de las bonificaciones que incluyen.

Entre los impuestos modificados anoche, en sesión celebrada de forma telemática, destaca la ampliación del 20 al 30% de la bonificación en el IBI de la totalidad de los inmuebles de las pedanías de Jauja y las Navas y la ampliación del 40 al 60% de la bonificación en el impuesto de construcciones, instalaciones y obras (ICIO) de edificios destinados a centros de trabajo donde se desarrolle actividades económicas que se comprometan a generar puestos de trabajo. Esta bonificación se eleva al 75% si la nueva actividad está vinculada al ámbito social, cultural o histórico-artístico.

Igualmente, se aprobó reducir la cuota liquidadora del impuesto de vehículos a tracción mecánica para camiones y tractores con remolque, así como aminorar en un 25% la tasa por entrada de vehículos a cocheras a través de aceras para personas con discapacidad. En cuanto al impuesto de actividades económicas, la única modificación, de escara repercusión económica, vino dada por la equiparación de Jauja con las Navas en el índice de situación al 0,8%.

En una valoración conjunta de ordenanzas rectificadas anoche y las que lo harán en el próximo Pleno, desde el equipo de gobierno se cifró la reducción global de la carga impositiva en unos 200.000 euros, estimación que responde, en palabras del alcalde, Juan Pérez, “a nuestras habituales políticas de contención fiscal que nos permiten ampliar las bonificaciones a sectores vulnerables sin poner en peligro la prestación de servicios públicos”. 

“Es una propuesta moderada y con criterio”, añadió el primer edil, que esta mañana comparecía junto a la concejal de Hacienda, Carmen Burgos, para detallar los pormenores de una propuesta que “nace para ayudar a combatir la despoblación en nuestras pedanías, a los emprendedores que apuesten por crear o instalar su industria en Lucena y a las actividades económicas que más sufren las consecuencias de la crisis sanitaria”.

El debate entre los grupos políticos municipales estuvo marcado por el voto favorable en todas las ordenanzas del grupo de Ciudadanos, cuyo portavoz, Jesús López, defendió su posición a favor “por responsabilidad” ante una situación de extrema dificultad.

Por su parte, tanto PP como IU se mostraron en contra de todas las propuestas. En el caso del PP, Francis Aguilar, mostró su rechazo al “no ser la bajada de impuestos que necesita Lucena”, al tiempo que aseguró que “una buena gestión económica del ayuntamiento permitiría prestar servicios y reducir mucho más los impuestos”. En concreto, los populares abogan por una reducción más elevada en las principales ordenanzas, cifrada por su portavoz, Francis Aguilar, en unos 400.000 euros de coste para las arcas municipales, y por el alcalde, Juan Pérez, en 533.000 euros, una cantidad que el regidor lucentino consideró inasumible.

En dirección totalmente opuesta, Miguel Villa, en nombre de IU, justificó su voto en contra por calificar de “irracional” la opción de “mermar los ingresos municipales justo en un año en el que se va a incrementar notablemente la necesidad de atender a la gente”. Según Villa la propuesta defendida por el PSOE estaría "más en consonancia con un gobierno de derechas" y se traducirá en recortes sociales ya que "no ayudan a nadie y perjudican a la mayoría"

Por último, Vox mantuvo su voto en abstención en todas las modificaciones al entender que “nuestra propuesta de rebajar impuestos como el IBI, de los más altos de la provincia, no se ha visto atendida”, según expresó Antonio Hidalgo. En concreto, Vox planteó la bajada del IBI desde el 0,738 actual hasta el 0,638, que se traduciría en un caída de los ingresos municipales en más de un millón de euros.

Para la próxima sesión plenaria queda la aprobación del resto de tasas. Se debatirá entonces, entre otras, la rebaja en un 50% de la tasa a pagar por los establecimientos con terraza en espacios públicos o la exención al 100% de la tasa por la instalación de puestos, atracciones o industrias callejeras en terrenos de uso público.